Quien diría que la actriz Alina Lozano, antes de ponerse en la piel de Nidia Pacheco en la novela 'Pedro el Escamoso', era una persona tímida, lo que representa un problema en el mundo del espectáculo. Para superarlo, tomó un mal camino para superar ese problema.

Fue ella quien dio detalles sobre el tema en el programa La Red. Lozano confesó que el inicio de sus problemas fue cuando probó el alcohol. Ella asegura que la bebida la ayudaba a soltarse un poco y su personalidad se transformaba y así, ya no había timidez.

“Como que tan chévere, tenía pertenencia, sociabilidad, eso yo hablaba y hablaba”, dijo. Sin embargo, algún momento sentía que eso no estaba bien porque también se ponía algo agresiva y al otro día enfrentaba al guayabo.

“Yo no tomaba normalmente sino anormalmente, yo perdía esa dignidad de elegir cuántos tragos me iba a tomar, si yo me tomaba uno eso era hasta el final, la reina de la fiesta y eso unido al cigarrillo era fatal”, explicó la actriz.

Al día siguiente la resaca era insoportable. Pacheco confiesa que su cuerpo debía ser trasladado a la clínica ya que le daba infección respiratoria, gripe y una descompensación fuerte.

La actriz contó además que llegó a un momento en el que pidió ayuda y un médico le dijo que su cuerpo no tenía resistencia para ese tipo de vida de adicciones y que si era joven el mejor remedio era la abstención.

Para finalizar su entrevista, la artista señaló que a través de sus talleres de actuación le ha ayudado a otros jóvenes para que superen la timidez sin necesidad del alcohol u otras sustancias. (E)