Este 29 de noviembre llega el Viernes Negro (Black Friday), por lo que no nos queda mucho tiempo para planear nuestras compras y no quedarnos sin dinero por comprar productos inútiles. 

El Viernes Negro, o Black Friday en inglés, es una fecha muy esperada alrededor del mundo debido al aumento en ofertas y el interés por adquirir productos a precios que normalmente no encontraríamos durante todo el año.

Es la fecha más popular para ofertas en los Estados Unidos, Canadá y Gran Bretaña, que se ha extendido a otros países. En Ecuador no es la excepción, el Black Friday es cada vez más popular entre los ecuatorianos.

Para que no sigas ciegamente los anuncios de las promociones, te damos a conocer algunos consejos que te ayudarán a que tus compras se hagan de forma más inteligente.

Publicidad

Recomendaciones antes de comprar en este Black Friday 2019

1. Arma una lista de compras

Piensa en los productos que deseas adquirir. Piensa qué es lo que necesitas ahora o necesitarás en el futuro próximo. No te dejes llevar por ideas como "voy a comprar una laptop nueva porque parece que la mía se va a malograr en unos meses".

2. Conviértete en un detective

Investiga. ¿Has oído alguna vez acerca de la estrategias que algunas tiendas usan antes de Black Friday? Existen tiendas que suben los precios para que pienses que tienen ofertas. Sí, el mundo es así. ¡Pero tú puedes ser más astuto y comprobar las ofertas días antes!

3. Lee los términos y condiciones

A menudo, un precio atractivo o muy bajo, puede hacer que nos decidamos a hacer una compra de manera apresurada y sin pensar. Después volvemos a casa y nos arrepentimos. Para esta eventualidad, asegúrate de que puedas realizar devoluciones o cambios en la tienda.

4. Revisa si tiene garantía el producto

Verifica antes de comprar si el producto que vas a adquirir tiene la garantía que esperas y hasta cuándo aplica. Es muy importante para así preveer cualquier eventualidad después de que utilices lo que has comprado.

5. Calcula los precios

"3x2", "compre más, pague menos", o "el set es más barato", dice el vendedor buscando tentarte. Antes de comprar un paquete de tres blusas o cinco rímeles, verifica cuánto pagarías por un solo producto y si realmente vale la pena. Piensa si tendrás tiempo para terminar tres frascos de crema antes de que caduquen.

Revisa también si el producto que vas a comprar tiene incluido el IVA en el precio. Recuerda que si no fuera el caso, el precio del producto será más alto de lo que estás viendo en la oferta.

Publicidad

6. Compra en Internet

Así no tendrás que esperar en colas enormes y perder tiempo que podrías usar comparando las mejores ofertas. Pero no olvides que el mundo digital también puede ser insidioso. Cuando buscas algo a través de internet, los cookies (datos almacenados automáticamente) dejan a las empresas conocer los sitios web que sueles visitar. El sistema envía notificaciones para sugerirte tiendas y productos que podrían interesarte, pero también podría provocar un aumento en los precios.

Si compras en línea no olvides verificar que la tienda online es real; antes de comprar busca en Google y redes sociales más información de la tienda donde piensas hacer tus pedidos.

7. Gastos de envío

Cuando estés calculando el precio que vas a pagar por un producto comparándolo con otras tiendas, no olvides los gastos por envío que te pueden llegar a cobrar. Puede darse el caso de tiendas que ofrecen precios bajos pero sus costos de envío son altos.

8. Prepara presupuesto

Establece una cantidad máxima de dinero que puedes permitirte gastar y mantente firme en tu decisión. Piensa en los gastos mensuales, las compras diarias, en eventos especiales y en tus deudas, si es que las tienes. Mucho cuidado con volverse loco y comenzar a usar la tarjeta sin pensarlo.

Cuando las ofertas nos abruman, es fácil olvidarlo y empezar a exagerar. Empezamos a comprar cosas que no necesitamos solo porque los precios son una ganga. El Viernes Negro y otros eventos de este tipo son, de hecho, un campo de batalla entre los vendedores y nosotros. El consejo más sabio y útil es: ser listo. (F)