Es su mejor jornada del 2021. El quinto lugar alcanzado este martes en la segunda etapa del Tour de los Alpes ubica al ecuatoriano Alexander Cepeda (Androni Giocattoli-Sidermec) en la órbita del mundo ciclístico.

Chalequito se mostró, en los últimos kilómetros de la jornada corrida en Austria, impetuoso y calculador para responder a los ataques de los más pintados del pelotón.

El de Sucumbíos intentó alcanzar los lugares del podio, pero al final se quedó con un meritorio quinto lugar de la etapa y de la clasificación general; con esta ubicación obtuvo el primer lugar entre los más jóvenes del lote.

“Con trabajo duro y sobre todo mucha paciencia se van dando los resultados”, posteó Cepeda en sus redes sociales.

Publicidad

El ciclista tricolor dijo estar “muy contento” de llevar el maillot blanco, que lo acredita como el mejor de la clasificación de los jóvenes; pero llega una responsabilidad mayor para las tres etapas restantes: “Defenderlo hasta el último día de este Tour de los Alpes”, comentó.

Simon Yates (BikeExchange) cruzó la meta en solitario y se quedó con el triunfo, pero atrás el duelo estuvo entre Cepeda, Pavel Sivakov (Ineos Grenadiers), Dan Martin (Israel Start-Up Nation) y Aleksandr Vlasov (Astana-Premier Tech).

El menudo corredor tricolor plantó pelea, fue el único del lote de latinoamericanos que aguantó el ritmo de los europeos y quedó cerca de su primer podio como profesional.

“Me preparé bien en Ecuador, hice una excelente preparación. Este Tour de los Alpes incluye muchas subidas, lo cual me va muy bien por mis características. Me divierto en esta carrera”, dijo Cepeda, en declaraciones recogidas por el portal cyclismactu.net.

“Tengo buenas sensaciones y esperamos hacer lo mejor que podamos. Llevar el maillot blanco era uno de los objetivos al principio de la carrera”, expresó el corredor de 22 años.

Luego de una jornada entera en Austria, la tercera etapa del Tour de los Alpes sale este miércoles de Imst para regresar a Italia, con llegada en Naturns, un trayecto montañoso de 162 kilómetros, con dos puertos y unos 3.000 metros de desnivel positivo. “Carrera apta para mí”, advirtió Cepeda. (D)