Ecuador irrumpirá el martes 27 de julio en el cuadrilátero de los Juegos de Tokio con el estreno de Julio Castillo, como avanzada, y —de nuevo— con presencia de Jean Carlos Caicedo, que buscará su segundo triunfo olímpico. El equipo tricolor tiene también puestas muchas esperanzas en las pugilistas María José Palacios y Erika Pachito.

Castillo, uno de los abanderados del Team Ecuador junto con la halterista Alexandra Escobar —remplazó en la ceremonia a Neisi Dajomes— y plata en el campeonato mundial amateur de Rusia en 2019 y en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, accedió de manera directa a la ronda de octavos de final y se medirá con el jordano Hussein Eishaish Hussein Iashaish en la división del peso pesado masculino (81-91 kilogramos).

Por su parte, Caicedo en octavos se enfrentará al ghanés Samuel Takyi en la división del peso pluma (52-57 kg).

El ambicioso Caicedo pasó por muchas más dificultades en su debut olímpico frente al ucraniano Mykola Butsenko, al que derrotó por una decisión dividida (3-2) en la fase preliminar la noche del pasado viernes.

El primero en subirse al cuadrilátero de la arena Kokugikan de Tokio será el amazónico Castillo, quien según el calendario de olympics.com debe afrontar su combate a las 04:03 (18:03 del martes 27 de julio, en horario de Japón). Más tarde, a las 23:06 (13:06 del miércoles 28, en horario de Japón) aparecerá Caicedo.

En Tokio, Ecuador aterrizó con un combinado de cuatro púgiles en busca de inscribir nuevas hazañas individuales. En la rama femenina, la noche de este lunes (23:39) dará el puntapié inicial María José Palacios en el peso ligero (57-60 kg) contra la tailandesa Sudaporn Seesondee; y Erika Pachito verá acción en el peso medio (69-75 kg) frente a Rady Adosinda Gramane, de Mozambique, a partir de las 03:48 del miércoles 28.

En la masculina, Castillo tiene el objetivo de superar las tareas cumplidas en Río 2016 por los tricolores Carlos Mina y Carlos Quipo, diplomas olímpicos por quinto y octavo puesto, respectivamente. Carlos Góngora, vigente campeón supermedio de la Organización Internacional de Boxeo (IBO), también terminó en octavo lugar en Pekín 2008.

“Tengo la misma emoción de cuando debuté en Londres 2012. Estoy superemocionado porque voy a competir en los Juegos Olímpicos, porque pude llegar a la villa olímpica, porque voy a ver a mucha gente conocida. Pero ahora el nivel de ganas, de hambre por conseguir logros, se ha incrementado a un 200 % en relación a lo que fueron mis primeros Juegos Olímpicos”, dijo Castillo la noche del domingo en entrevista con la cuenta de Instagram ADN Olímpico.

El peleador de la provincia de Orellana dijo que un momento irrepetible de su carrera es el de la medalla de plata que se colgó en el campeonato mundial amateur en Rusia el año 2019, que el mejor nocaut que ha dado fue en el 2015 en un torneo disputado China y que su golpe preferido es a las costillas con la izquierda. (D)