El ecuatoriano Richard Carapaz, del equipo Ineos Grenadiers, se mostró convencido de que puede conseguir en la Vuelta a España la que sería su segunda victoria en una grande; además, dice que llega “con muchas ganas para intentar conseguir el objetivo” tras haber estado entrenando el último mes en su casa. “Tengo la mentalización suficiente para ganar”, asegura.

“Estoy muy contento de estar aquí otra vez. He preparado la Vuelta de la mejor manera y quiero pelear por el podio que ya conseguí otro año. Es un objetivo bastante grande y estará peleado desde el inicio”, explicó.

Carapaz, que ya se ha anunciado que no continuará en Ineos en 2023, recordó que mantiene el objetivo que se marcó al comienzo de la temporada de hacer Giro y Vuelta, y “hacerlo de la mejor manera, después de un Giro espectacular”.

Sobre el hecho de que ocho de los ciclistas que hicieron top 10 en el Giro estén en la salida de Utrecht (Países Bajos), mientras que de los diez mejores del Tour solo habrá uno, consideró que “la gente ha descansado después del Giro y se ha visto con capacidad para hacer la Vuelta”; mientras que sobre la decisión de los que compitieron en el Tour no se pronunció, aunque reconoció que fue “muy movido”.

Publicidad

En su opinión se presenta una Vuelta “bastante interesante” por el nivel de los rivales, algo que hará que haya “batalla” por el maillot rojo final. “Es agradable tener competitividad, y lo hace más meritorio”, dijo.

Acerca del recorrido subrayó que es “exigente, con bastantes finales en alto”, para lo que vienen con un buen equipo y convencidos de pelear por la clasificación general. También reconoció que conoce “algunos finales, pero otros no”, a la vez que destacó como uno de los más complicados el de Sierra Nevada: “(lo) conozco bien”, dijo.

De la contrarreloj por equipos inicial desveló que la conocen bien, porque los días previos han estado concentrados en la zona y han entrenado sobre un recorrido que calificó de “técnico”; “en el que tenemos un buen equipo y podemos hacerlo bien”, agregó. (D)