De regreso al país para recuperarse luego de su actuación en el Giro de Italia, el ciclista Richard Carapaz destacó lo “positivo” de una actuación que lo ubicó en el podio de la Corsa Rosa, y remarcó además en que su segundo “gran” objetivo de temporada será la Vuelta a España, en agosto.

La Locomotora seguirá con su preparación para lo que será el segundo semestre de esta temporada hasta llegar a la ronda española que se correrá entre el 19 de agosto y el 11 de septiembre. En su regreso a Europa tiene previsto disputar el Tour de Polonia (30 de julio) y “alguna clásica, que a ciencia cierta no lo sabría todavía, pero ese es el plan”, indicó.

Será un mes el que disponga Carapaz para continuar con su preparación, que la realizará en carreteras de Carchi, “que es donde le gusta estar”, indicó el ciclista tricolor durante una rueda de prensa ofrecida este lunes, en Quito.

En la edición del Giro 105, Carapaz estuvo como líder por seis etapas, con lo que pasó a ser el latinoamericano con más días de liderazgo en la ronda italiana al acumular un total de 14 jornadas e igual número de maglias rosa, entre las ediciones del 2019 (8 etapas), cuando fue campeón, y en 2022. “Recuerdos muy gratos que tengo, pero queda el esfuerzo que se hizo para conseguir estos logros. He demostrado que en estos años en el profesionalismo he sido protagonista”, indicó.

Publicidad

El campeón olímpico se mantiene además entre los mejores cinco corredores del WorldTour, según el ranking de la Unión Ciclista Internacional, que lo ubica quinto tras la disputa del Giro, motivo de “orgullo” para el campeón olímpico.

“El estar con los mejores del mundo lo he podido demostrar desde que en 2018 fui cuarto en el Giro. Me he mantenido en un buen nivel estos años en el profesionalismo y ese ha sido el mayor reconocimiento, es grande eso, porque a nivel del mundo hay unos cuatro o cinco ciclistas que son los mejores y entre esos estoy yo, ese es el mayor orgullo que tengo”, apuntó el ecuatoriano.

De lo que fue su actuación en Italia, Carapaz destacó el buen nivel físico y su constante pelea por el podio, aunque al final se ubicó en el segundo casillero de la clasificación general.

El balance del Giro ha sido positivo, ha sido una prueba muy competitiva. He tenido regularidad y hemos tenido días ajetreados, pero el buen estado físico nos permitió estar ahí en la pelea”, comentó.

Publicidad

Los primeros días de su estadía en el país serán “de recuperación activa”, para luego centrarse de lleno en el trabajo para la Vuelta.

“En estos 15 días trabajaré por dos o tres horas diarias, luego retomaremos los entrenamientos normales para lo que será la Vuelta a España, el otro objetivo de este año”, concluyó el carchense. (D)