Exultante en meta, “muy contento” estuvo el ciclista ecuatoriano Richard Carapaz tras vestirse este sábado por primera vez con la maglia rosa que lo acredita como líder general del Giro de Italia 2022.

La Locomotora fue tercero en Turín, meta de la etapa 14, pero su mejor tiempo le permitió pasar a comandar la clasificación general, delante del australiano Jai Hindley (Bora-Hansgrohe), que entró en segunda posición y al que aventaja por siete segundos.

“Venimos por luchar el Giro, cumplimos un objetivo planteado y eso es favorable para nosotros”, comentó el carchense.

Es “la ilusión de todo mi ser” vestir la maglia rosa, dijo Carapaz, pues con ella se consagró también campeón de la ronda italiana en 2019.

Publicidad

“Ahora el rosa es nuestro color”, señaló el campeón olímpico, que tiene la tarea, junto con la plantilla del Ineos Grenadiers, de defender el maillot de líder hasta la contrarreloj final en Verona, el 29 de mayo.

“Vamos a disfrutar el rosa, pero todavía nos queda una semana bastante cuesta arriba”, señaló.

Este sábado el pelotón afrontó una exigente jornada, un trayecto de 150 kilómetros entre Santena y Turín, con un total de cinco ascensos, cuatro de segunda categoría y uno de tercera, fracción ganada por el británico Simon Yates (BikeExchange).

“Sabíamos que era una etapa difícil porque debíamos subir dos veces Superga, era muy complicado para todos, pero a eso se sumó el calor”, comentó el ciclista tricolor.

Publicidad

La misma exigencia de la jornada provocó descolgadas del pelotón de ciclistas importantes, entre estos los propios gregarios de Carapaz, quienes han sido apoyo decisivo en las jornadas anteriores, el caso del español Jonathan Castroviejo, el británico Richie Porte y el ecuatoriano Jhonatan Narváez.

“Teníamos planificada la etapa con el equipo, lamentablemente al final nos quedamos solos, pero aun así he podido aprovechar un poco el momento para poder mover la carrera”, apuntó Carapaz.

Serán siete etapas hasta buscar su segunda consagración en la Corsa Rosa, fracciones de las que cinco serán de montaña y la contrarreloj final en Verona.

La primera defensa de la maglia rosa será este domingo en el camino entre Rivarolo Canavese y Cogne, 177 kilómetros con dos puertos de montaña de primera categoría en Pila Les Fleurs y Verrogne, antes de cerrar en la meta con un puerto de segunda categoría. (D)