El ecuatoriano Richard Carapaz (Ineos Grenadiers) asumió este sábado el liderato general del Giro de Italia tras ubicarse segundo en la etapa 14, con cierre en Turín.

La jornada fue “intensa”, por el desgaste del pelotón, y “el calor que ha sido muy duro”, dijo el carchense tras cruzar la meta.

El trabajo que cumplió el equipo alemán Bora-Hansgrohe fue demoledor, con un ritmo intenso para destrozar al lote principal y seleccionar al final a los cuatro corredores que pelearían el triunfo de etapa, con el australiano Jai Hindley como principal oponente para el título, hoy segundo en la general.

“Hindley ha hecho un buen trabajo, pero sabíamos que sería un día duro, pero pensábamos estar acá, en el podio. Estamos muy contentos, tenemos un primer objetivo cumplido con el equipo, pero lo que se viene será lo más difícil del Giro”, adelantó el corredor ecuatoriano.

Publicidad

Carapaz lidera la Corsa Rosa, con siete segundos de ventaja sobre Hindley y 30 segundos sobre el portugués Joao Almeida (UAE-Team Emirates).

“Son diferencias bastante buenas, tenemos la maglia y eso es importante defender. Estamos en buena posición y hay que seguir”, comentó el campeón olímpico.

Lo que se viene será “una semana de locura”, adelantó Carapaz, quien tiene siete etapas por delante para defender el liderato, hasta la contrarreloj individual del 29 de mayo en Verona, que definirá al campeón de la ronda italiana.

“Es algo bonito todo esto, he trabajado mucho para estar aquí y espero hacer lo mejor en el Giro”, concluyó el ciclista ecuatoriano. (D)