“Es el más fuerte” en el Tour de Francia-2021, pero eso no significa que Tadej Pogacar (UAE-Team Emirates) vaya a tener un dominio absoluto en los próximos Tours de Francia, advirtieron varios exmaillots amarillos un día antes del segundo título consecutivo del esloveno.

“¡Recuerde a (Egan) Bernal!”, sonríe el exciclista Andy Schleck. Después de su triunfo en 2019 con 22 años, “todos dijeron que iba a ganar cinco Tours de Francia y al final solo ha ganado uno” por el momento, apunta el luxemburgués, vencedor del Tour-2010 luego de la descalificación del español Alberto Contador.

Preguntado sobre la llegada de una “era Pogacar” tras su segundo triunfo seguido en París este domingo, el propio esloveno calificó esta hipótesis como “idiota”. “Está surgiendo una nueva generación, con Tom Pidcock, Mathieu van der Poel, Wout van Aert, Jonas Vingegaard, Remco Evenepoel... vamos a tener batallas increíbles”, aseguró Pogacar.

La cuestión de si podrá o no controlar los próximos Tours es “prematura” para el bicampeón Bernard Thévenet (1975 y 1977), pero se justifica en vista de su indiscutible dominio en la edición de 2021.

Publicidad

Ganador de tres etapas, Pogacar dejó a su primer perseguidor, el danés Vingegaard (Jumbo), a más de cinco minutos una vez cruzada la meta final de los Campos Elíseos, y al ecuatoriano Richard Carapaz, tercero en la general, a más de siete minutos.

La distancia entre los dos primeros de la clasificación general no había sido tan grande desde 2014 en el triunfo del italiano Vincenzo Nibali por delante del francés Jean-Christophe Péraud.

“Pogacar tiene un buen margen sobre todos los perseguidores”, resumió el galo Charly Mottet, que vistió el amarillo durante varios días en 1987.

En especial, el esloveno disipó cualquier duda sobre su capacidad para defender el liderato. Después de haber arrancado el jersey de líder a su compatriota Primoz Roglic (Jumbo) en la 20ª etapa de la edición de 2020, Pogacar se hizo con el amarillo en la meta de la 8ª etapa del Tour-2021 y ya no lo perdió.

“El año pasado prácticamente no soportó el peso de la carrera. Este año ha sabido eliminar a sus rivales en el momento justo, relativamente pronto en la carrera”, le felicita Thévenet.

¿Entonces por qué dudar sobre su futuro dominio?

Publicidad

“Cuando vemos de cerca el camino de Pogacar en este Tour de Francia, no ha tenido ningún problema con respecto a otros ciclistas” que perdieron tiempo en las numerosas caídas colectivas, valora Sylvain Chavanel, dos veces maillot amarillo en el Tour-2010.

Anunciados como importantes rivales de Pogacar, Geraint Thomas (Ineos) se cayó varias veces y Roglic, quien se fue al suelo durante la tercera etapa, abandonó más tarde en la novena.

“Al maillot amarillo le ha faltado quizás un poco de competencia este año”, opina Andy Schleck. “Quiso marcharse solo en el Col du Portet (17.ª etapa) y en Luz Ardiden (18.ª), no lo consiguió”. Aunque ganó esas dos etapas.

“En las etapas finales de montaña, realmente se escapó un trío” en lugar de un hombre solo, apoya Chavanel.

Efectivamente, tanto en el Portet como en Luz Ardiden, Vingegaard y Carapaz cruzaron la meta menos de cinco segundos después que Pogacar.

¿El “nuevo Caníbal”?

Otra debilidad señalada a menudo durante la 108.ª edición de la Grande Boucle fue la flaqueza del equipo UAE en el final de muchas etapas.

“En algunos momentos, no tenía un compañero de equipo a su lado, fueron los demás quienes rodaban por él”, asegura Thévenet. “¿Volverán a hacer todos lo mismo en los próximos años?”.

Siempre preparado para defender el trabajo de sus compañeros en rueda de prensa, Pogacar recibe el apoyo de Chavanel en este punto. El exciclista francés ve al UAE como “un equipo mucho más construido y mucho más sólido” que en 2020.

Todavía más entusiasmado, Eddy Merckx, cinco veces campeón del Tour, ensalzó a Pogacar el viernes en su paso por la ronda francesa.

“Veo en él al nuevo Caníbal”, lo elogió el belga. “Si no le ocurre nada, ciertamente puede ganar el Tour más de cinco veces”. (D)