Lo que en las últimas semanas era un secreto a voces el jueves se ha hecho oficial: Novak Djokovic no jugará el Masters 1000 de Canadá, primer gran torneo de la gira por Norteamérica que concluirá con el US Open, el último Grand Slam de la temporada.

Los organizadores del National Bank Open de Montreal, nombre comercial del Masters 1000 de Canadá, han anunciado la baja en el cuadro principal del tenista serbio y del alemán Oscar Otte. En el caso de Djokovic la razón por la que no ha sido incluido en el cuadro final del torneo ha sido por su negativa a vacunarse contra el COVID-19, ya que Canadá, al igual que Estados Unidos, pide la pauta completa de vacunación a todos los extranjeros que lleguen al país. La bajas de Djokovic y Otte las ocuparán el francés Benjamin Bonzi y el australiano Nick Kyrgios.

De esta forma la baja en Canadá sienta un peligroso precedente para Djokovic, ya que el serbio aún sigue esperando para saber si podría jugar el Masters 1000 de Cincinnati o el US Open, algo que a día de hoy no podría hacer a menos que Estados Unidos cambie su normativa y las medidas para dejar pasar sin restricciones a los extranjeros que lleguen al país.

Murray, Goffin, Pospisil y Galarneau, invitados

El Masters 1000 de Canadá también aprovechó la ocasión para anunciar cuatro invitaciones más para el cuadro principal del torneo. Entre ellas destaca la del exnúmero uno del mundo y doble campeón de Wimbledon y dos veces oro olímpico Andy Murray, la del belga David Goffin y la de los canadienses Vasek Pospisil y Alexis Galarneau. (D)