Un trabajo sostenido del Bahrain-Victorious consiguió meter al español Mikel Landa a los lugares del podio del Giro de Italia, este miércoles: tercero, aunque con diferencia de 1 minuto 5 segundos con el ecuatoriano Richard Carapaz, líder general.

En la jornada, Landa y su equipo aprovecharon el mal momento del portugués Joao Almeida (UAE-Team Emirates), al que consiguieron descolgar en los kilómetros finales.

Fue otra etapa dura de montaña. Tomamos el control en la penúltima subida y apretamos el ritmo para empezar a hacer la etapa más exigente”, dijo el líder del Bahrain, que fuera de meter a Landa en el podio peleó la etapa con el colombiano Santiago Buitrago, ganador en Lavarone.

“Se cumplió un gran trabajo. Al final intentamos soltar a algunos rivales, pero hemos visto muy fuertes a (Jai) Hindley y Carapaz, pero le he ganado algunos segundos a Almeida. Es una buena señal y estoy feliz”, apuntó el español.

Publicidad

Landa también se mostró satisfecho con el trabajo de Buitrago, con el que celebró el triunfo en meta, fundidos en un abrazo.

“Estoy contento con el rendimiento del equipo y, obviamente, muy feliz con la victoria de Santiago. Lo ha intentado un par de veces, pero vimos su clase. Fue un muy buen día para nosotros”, concluyó el español. (D)