Joao Almeida fue el mayor perdedor en la 17.ª etapa del Giro de Italia, el líder del UAE-Team Emirates perdió 1 minuto 10 segundos con el ecuatoriano Richard Carapaz, dueño de la maglia rosa, y cayó al cuarto lugar de la clasificación general, lo que obliga al portugués a replantear objetivos.

Almeida era uno de los opcionados al título hasta antes de la jornada que unió Legno y Lavarone, pero el ritmo de competencia pasó factura al portugués, que salió este miércoles del podio general.

“Desde el comienzo de la etapa no me encontraba bien, no estaba al 100 % recuperado de lo de ayer. Fue una etapa muy difícil y supe de inmediato que mis piernas no estaban en niveles normales”, comentó Almeida en la meta.

El luso quedó descolgado en el ascenso a Monterovere, cuando el lote de los favoritos quedó sin apoyo y en pelea directa, con solo Mikel Landa (Bahrain-Victorious) respaldado por un compañero, Wout Poels.

Publicidad

“No sabía si yo era el único que se sentía así o todos los demás también”, dijo Almeida, quien terminó la jornada en el puesto 14, con la pérdida de 1 minuto 11 segundos con Carapaz (Ineos Grenadiers), lo que lo dejó fuera del podio.

“Pasó esto, estaba solo, pero todavía quedan tres días difíciles y una contrarreloj. El Giro aún no ha terminado”, dijo el ciclista de 23 años, portador de la maglia bianca como mejor joven de la carrera.

Cumplida la etapa 17, el portugués está a 1 minuto 54 segundos de Carapaz, 3 segundos menos con diferencia de Jai Hindley (Bora-Hansgrohe) y a 49 segundos de Landa, que subió al tercer puesto.

Con esas diferencias, Almeida cambia sus objetivos en la general y resigna la pelea por el primer lugar, centrado ahora quedarse al menos con el tercer lugar en Verona.

Subir al podio todavía es posible. No será fácil, pero lucharemos hasta el último kilómetro”, concluyó el líder del UAE. (D)