Con una sonrisa en su rostro, “para agradecer el respaldo de todo el país”, así se presentaron las pesistas Neisi Dajomes, Tamara Salazar y Angie Palacios en un corto diálogo con los medios de comunicación, luego de la caravana que las condujo este miércoles desde el aeropuerto Mariscal Sucre hasta el estadio Olímpico Atahualpa.

Cansadas por el viaje desde Tokio, pero siempre con un gesto de agradecimiento para el público que saludó al paso de la caravana, las halteristas tricolores solo tuvieron reconocimiento para el pueblo ecuatoriano, “porque con su apoyo desde acá nos ayudaron a levantar las pesas en Tokio”, dijo Salazar, medallista de plata en la categoría de 78 kilogramos.

Pero todas las miradas se posaron sobre Dajomes, oro olímpico en los 76 kilogramos, quien reconoció que “fue duro llegar (clasificar) a Tokio”, pero también el regreso, “con muchas horas de viaje, pero estamos aquí, con una sonrisa para agradecer a todo el pueblo ecuatoriano, sus autoridades y a la gente que creyó en nosotras”, señaló.

La halterista de Pastaza dijo: “Nunca pensé que una medalla olímpica me cambiaría tanto la vida”. Habló de “los años de trabajo, las lágrimas y el esfuerzo” para conseguir este triunfo olímpico. “Lo logramos”, enfatizó, antes de dedicar la medalla al país: “Es para ustedes, mi Ecuador”, apuntó Dajomes.

Su hermana Angie también agradeció el respaldo del país. La deportista, quien alcanzó el sexto lugar en la categoría de 64 kilogramos y obtuvo diploma olímpico, expresó que el recibimiento y la caravana “son muy importantes para ellas”. “Me siento muy contenta con el reconocimiento y homenaje brindado”, indicó.

Consultada sobre los requerimientos para el desarrollo de su actividad para el siguiente ciclo olímpico, Palacios afirmó: “Lo único que pedimos es que nos den un equipo multidisciplinario, un total apoyo para cumplir metas y objetivos. Necesitamos tener todo, sin pedir”.

Por su parte, Salazar evitó polémicas y no respondió ante una consulta sobre comentarios y reclamos de sus compañeros deportistas por falta de apoyo para su actividad.

‘Gratitud infinita’ con las medallistas olímpicas Neisi Dajomes y Tamara Salazar, asegura Jefferson Pérez

En medio del homenaje y la celebración, empresas públicas y entidades deportivas ofrecieron ayuda y entregaron premios como becas universitarias, vehículos, obras de arte, mientras desde el Ministerio del Deporte se adelantó que en septiembre, con la delegación olímpica completa en el país, los deportistas serán recibidos en Carondelet por el presidente Guillermo Lasso.

En esa cita prevista se entregarán los incentivos económicos establecidos por conseguir medallas olímpicas en Tokio 2020, con 100.000 dólares para quien alcance preseas doradas, 80.000 dólares para deportistas con medallas de plata y 60.000 dólares para quienes logren el bronce, aún con participaciones pendientes de deportistas tricolores hasta el cierre de la cita olímpica. (D)