La montaña cumplió con lo esperado: mover la clasificación general del Giro de Italia que tiene ahora al ecuatoriano Richard Carapaz como portador de la maglia rosa, cumplida la etapa 14. El triunfo del día fue para el británico Simon Yates, ganador en solitario en Turín.

El carhense fue tercero luego de librar una dura jornada, primero para mantener el ritmo que impuso el Bora-hansgrohe al quedarse sin respaldo de sus compañeros y luego para demostrar su experiencia y jerarquía en los kilómetros finales cuando controló los ataques de sus rivales y consiguió una bonificación importante en meta.

El cierre fue frenético. Ataques de los cuatro corredores en punta, con Carapaz (Ineos Grenadiers) y Jai Hindley (Bora), segundo en la jornada, como los mejor ubicados en la general, sumado Vincezo Nibali (Astana Qzaqstan), pero Simon Yates (BikeExchange-Jayco) salió en busca del triunfo parcial.

Yates registró 3 horas 43 minutos 44 segundos, con diferencia de 15 segundos sobre Hindley, Carapaz y Nibali, sin comprometer la clasificación general que pasó a comandar el ecuatoriano, con 7 segundos delante del corredor del Bora.

Publicidad

Sin tregua de parte del pelotón, el ritmo de carrera fue intenso. La fuga no pudo consolidarse hasta disputados 50 kilómetros cuando un grupo de 12 corredores pasó al frente.

En ese lote estuvo el maglia azurra Diego Rosa (Eolo-Kometa) que aseguró puntos en el puerto de Il Pilonetto.

En el lote principal apareció el Bora-hansgrohe para imponer un paso demoledor, desequilibrar la carrera y romper el grupo.

La escuadra alemana logró neutralizar a los escapados y con el grupo fraccionado el equipo que más sufrió fue Ineos, con Carapaz resguardado solo por Jhonatan Narváez, que terminó luego descolgado.

Publicidad

Sufrieron para llegar a la cabeza de carrera el maglia rosa Juan Pedro López, y favoritos como Joao Almeida, mientras Hindley, cuarto en la general, rodaba apoyado por sus compañeros del Bora.

Para el ascenso al Puerto de Superga llegaron 12 corredores en cabeza de carrera, con puntuación para Wilco Kelderman (Bora), que se llevó también los puntos en Colle della Maddalena.

Se sucedieron ataques entre los punteros, lo intentaron Hindley, Vincenzo Nibali y Carapaz, que a falta de 28 kilómetros logró despegarse y abrir un hueco que lo tuvo a 25 segundos de sus perseguidores y ya como líder virtual de la carrera, nuevo portador de la maglia rosa.

La Locomotora coronó primero en los dos pasos por el puerto de Colle della Maddalena, el primero en solitario y el segundo adelantando a Hindley, Nibali y Simon Yates, que integraron el lote de punta a 10 kilómetros del cierre.

Publicidad

Con los corredores de punta en constante control, fue Yates el que logró despegar y afrontar el tramo final en solitario hasta cruzar la meta, consuelo momentáneo del británico tras quedarse relegado en la pelea por la general, luego de empezar en Budapest como uno de los favoritos al título.

Lo que se viene será “de locura”, adelantó Carapaz, que tiene siete etapas por delante para defender el liderato, hasta la contrarreloj individual del 29 de mayo en Verona, que definirá al campeón de la ronda italiana.

Con Carapaz en primer lugar, la clasificación general tiene segundo a Hindley, a 7 segundos, y tercero el portugués Almeida, a 30 segundos. Cuarto es el español Mikel Landa (Bahrain-Victorious), a 59 segundos, y quinto el italiano Domenico Pozzovivo (Intermarché-Wanty-Gobert Matériaux), a 1 minuto 01 segundos.

Entre los ecuatorianos, el segundo mejor ubicado es Jhonatan Narváez (Ineos), que este sábado ascendió al puesto 41, mientras Jhonatan Caicedo (EF Education-EasyPost) subió al casillero 45. Por su parte, Alexander Cepeda (Drone Hopper-Androni Giocattoli) bajó al casillero 115.

De Rivarolo Canavese a Cogne será el trayecto que una la etapa 15 del Giro, con dos premios de montaña de primera categoría y uno de segunda, nueva exigencia en los ascensos en la que los favoritos deberán confirmar sus condiciones. (D)

Giro de Italia (etapa 14) - Relato en vivo