El Australian Open 2022, tras superar los efectos económicos más directos de las crisis del COVID-19, llegará a repartir 75 millones de dólares (67,2 millones de euros); 3,5 más que en su anterior edición, cuando, pese a todo, ya estableció un nuevo récord en la competición aussie. Porcentualmente, se traduce en un incremento del 4,5 %. De él, se beneficiarán todos los participantes de la fase final, incluido el campeón, Rafael Nadal, que se embolsará un total de 2.875.000 dólares (2,58 millones de euros). Daniil Medvédev, por su parte, tras caer en la final, ingresará $1.575.000 (1,4 millones de euros). El año pasado, en cambio, los montantes fueron de 2,75 millones de dólares y 1,23, respectivamente. Un cambio notable.

Las cifras, además, se repiten en el cuadro femenino. Por lo tanto, Ashleigh Barty, que ayer puso fin a 44 años sin un ganador local en la competición, recibirá los mismos 2,875 millones. La estadounidense Danielle Collins, que fue la apeada en la final tras caer en dos sets (6-3, 7-6), así mismo, también contará con los 1,575.

Paula Badosa y Pablo Carreño, los dos españoles que más resistieron en el certamen más allá de Nadal, ingresarán 328.000 dólares (294.225 €). En ambos casos, por alcanzar la ronda de octavos. La catalana sucumbió ante una de las sorpresas del torneo, Madison Keys, y Carreño, por su parte, ante el semifinalista que no pudo con Nadal, un Matteo Berretini que sumará 895.000 dólares. El italiano, eso sí, eliminó a otro español: Carlos Alcaraz. El joven tenista, con una participación que sigue añadiendo argumentos de futuro, ingresará 221.000 dólares por caer en tercera ronda, como Pablo Andújar, Roberto Bautista y Nuria Párrizas. En segunda ronda, donde se quedaron Sara Sorribes, Garbiñe Muguruza, Alejandro Davidovich y Pedro Martínez el premio es de 154.000 dólares.

Las cifras del primer Grand Slam del año. El que, tradicionalmente, más dinero reparte y que, con los montantes de esta temporada, asienta aún más su condición de major más lucrativo. Los 75 millones de dólares, pues, asientan un nuevo récord en el torneo, que, en 2012, hace solo una década, se quedaba en 26 millones. (D)