Daniil Medvedev volvió a perder los nervios durante la final, como le ocurrió en semifinales frente a Stefanos Tsitsipas, cuando llamó “idiota” y “tonto” al juez español Jaume Campistol y fue multado con 7.500 euros (7.802 dólares).

Acababa de romper ‘Rafa’ el servicio del ruso en el cuarto set para ponerse 3-2 cuando, en el intercambio, Medvedev se dirigió al juez: “No es suficiente. El estadio está lleno de idiotas. Si lo tienes que decir 25 veces, lo dices. Con los idiotas pedirlo por favor no es suficiente”, soltó enfadado. Se refería el de Moscú a que, entre saque y saque, algunos aficionados hacían ruidos molestos. “Tienen el cerebro vacío, posiblemente su vida debe ser muy mala”, llegó a decir.

Y es que el público estaba en su mayoría del lado de Nadal. También en el cuarto set, la grada celebró un error no forzado de Medvedev y este aplaudió sarcásticamente. Después, tras una doble falta hizo un gesto con su pulgar hacia abajo.

En el quinto, el juez australiano se puso serio. “Si siguen gritando, envío a seguridad”, amenazó por el micrófono.

Medvedev fue muy crítico después de su victoria en la segunda ronda sobre Nick Kyrgios en el Rod Laver Arena, y se quejó de los abucheos entre servicios. (D)