Lo que fue una obra emblemática para la ciudad de Esmeraldas, el Complejo Deportivo San Rafael no deja de ser un dolor de cabeza para las autoridades deportivas de turno a nivel provincial y nacional.

La obra fue construida para los Juegos Nacionales Esmeraldas 1996, en la presidencia de Sixto Durán-Ballén (+); Roberto Passailaigue, en calidad de ministro de Educación, Deportes y Cultura; y Miguel Nácer Chavarría, quien estaba al frente de la entonces Secretaría Nacional del Deporte.

Desde el inicio de su construcción, el complejo presentó fallas. Fue en la pista atlética y nunca se realizó allí una prueba oficial ya que las medidas del aro no eran reglamentarias y nunca fue homologada. Hubo una demanda por parte del Ministerio de Educación a la contratista y nunca se conoció el dictamen final o se archivó el trámite.

Varios ministros del Deporte y encargados de esa cartera de Estado tomaron como bandera política la promesa de reconstruir el complejo y hasta la fecha no se lo puede habilitar porque existen deudas con tres instituciones. Una es con el IESS, sobrepasa los 260.000 dólares; 63.000 por consumo de energía eléctrica y 7.000 dólares por consumo de agua potable.

Publicidad

Según Andrea Sotomayor, actual secretaria del Deporte del Ecuador, “el complejo fue construido sobre un terreno de propiedad de la Federación Deportiva Provincial de Esmeraldas. La obra fue ejecutada por el Secop y lo sucedió el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP). La suscripción del contrato de obra se realizó el 23 de mayo del 2017 y actualmente se encuentra en etapa de recepción por parte del MTOP, por lo que la obra aún no ha sido entregada a la Secretaría del Deporte”.

La entonces vicepresidenta de la República, María Alejandra Vicuña, del gobierno del presidente Lenín Moreno, visitó en julio del 2018 el complejo deportivo para verificar la obra. Aseguró que existía un avance del 86% y dijo que “dentro del proceso de reconstrucción el componente de reactivación económica y productiva es fundamental”.

En el presente Gobierno, Vicuña no fue la única que visitó el complejo de San Rafael. El entonces vicepresidente Otto Sonnenholzner en julio del 2019 volvió a Esmeraldas y estuvo en el complejo. Se anunció que la obra tenía un avance del 90% a un costo de 7 millones de dólares. “Aquí estamos para resolver problemas. Las trabas han sido superadas y vamos a reiniciar los trabajos en esta obra desde la próxima semana, no vamos a permitir que estos recursos queden inutilizados. Seguiremos trabajando en todo el país recuperando obras de educación, salud, deporte, entre otras”, indicó Sonnenholzner.

La realidad

La actual secretaria del Deporte indica: “La obra se encuentra finalizada; sin embargo, hasta la presente fecha la Secretaría del Deporte no ha podido dar fe del funcionamiento adecuado del complejo deportivo debido a la no disponibilidad de sus servicios básicos”.

“Al no estar habilitados los servicios básicos, la Secretaría del Deporte no ha podido evidenciar la realización de las pruebas de los sistemas eléctrico-electrónico, hidrosanitario, sistema de ingeniería mecánica y sistemas de iluminación que permitan verificar el correcto funcionamiento de estos. No se ha realizado la entrega en uso del bien a la Secretaría del Deporte por parte del MTOP”, refiere la funcionaria.


Publicidad

Sotomayor aclara que la no disponibilidad de servicios básicos corresponde a tres factores. “Existe un gravamen al terreno realizado por el IESS debido a la coactiva por mora patronal; existen un convenio de pago entre CNEL EP y la Federación Deportiva Provincial de Esmeraldas por valores pendientes, deuda que impide la instalación de un nuevo transformador eléctrico y acometidas en el complejo deportivo; se requiere el pago de una deuda que se mantiene con la Empresa de Agua Potable y Alcantarillado (EAPA) San Mateo por parte de la Fedesmeraldas”.

Para la encargada del deporte en el Ecuador, “se requiere cumplir con los pagos pendientes con la finalidad de que se puedan gestionar las acometidas de los servicios básicos”.

Se anuncia que una vez que se realicen las pruebas necesarias de los sistemas internos, el MTOP deberá proceder con la entrega de los manuales de operación y mantenimiento de todos los sistemas instalados en el complejo deportivo, así como facultará el uso de las instalaciones a la Secretaría del Deporte (y a organismos deportivos) para probar que la obra está habilitada para su uso.

Sotomayor aclara que la recepción de la obra está ligada a la puesta en marcha de los equipos y sistemas que forman parte del complejo deportivo. “Hecho que depende de compromisos asumidos por la Federación Provincial de solventar los limitantes, que es resultado de los valores adeudados al IESS, CNEL EP y EAPA San Mateo, para de esta manera poder realizar la instalación de acometidas de energía eléctrica y agua potable y posterior puesta en marcha del complejo deportivo que faculte la recepción de la obra”.

La entrega final del complejo está ligada a la recepción definitiva de la obra por parte del MTOP y la posterior entrega a la Secretaría del Deporte que realizará las gestiones para entregar su uso a la Federación Provincial de Esmeraldas, “conforme a los compromisos adquiridos con esta”.

Planillas pendientes

la Secretaría del Deporte confirmó que existen valores pendientes de pago al contratista por parte del MTOP, a base de lo cual esta cartera de Estado está trabajando de manera conjunta con el MTOP, para que el Ministerio de Finanzas proporcione la asignación presupuestaria necesaria y se pueda dar cumplimiento de las obligaciones pendientes.

“El pago de los valores pendientes al contratista no detiene la habilitación de la obra; sin embargo, como se mencionó con anterioridad, se requiere de pagos de valores adeudados por parte de la Federación Deportiva Provincial de Esmeraldas para la obtención de servicios básicos”, puntualizó Sotomayor. (D)