El país de los osos panda se muestra de momento incapaz de atender todas las peticiones de productos de mercadotecnia con la figura del oso panda, mascota de los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín, según admitió un responsable este domingo.

Bing Dwen Dwen, un adorable oso panda sobre patines de hielo, es el nombre de la mascota oficial de estos Juegos, si bien los aficionados locales encuentran problemas para hacerse con uno de esos preciados souvenirs de la cita olímpica.

Ante la prohibición casi total de espectadores en las pruebas, tener uno de esos ositos supone el mayor acercamiento posible para la mayoría de los chinos a los Juegos.

Así pues la demanda está superando a la oferta y, según indicaron los medios chinos, no es extraño ver largas colas de espera ante las tiendas en que se pueden adquirir productos de los Juegos.

Publicidad

Foto: -- WU HONG

Un portavoz de la organización de los Juegos explicó que los problemas de suministro se deben en parte al hecho del día festivo del Año Nuevo Lunar en China, que coincide con el evento.

“Muchos de los trabajadores de la fábrica disfrutan de sus vacaciones, por lo que el suministro de productos con licencia se ha visto afectado por ello”, afirmó Zhao Weidong, portavoz del comité organizador de los Juegos de Pekín.

“Ahora estamos realizando esfuerzos en coordinación con la producción y el suministro de Bing Dwen Dwen”, añadió.

Un ‘hashtag’ con el lema ‘Un (Bing Dwen) Dwen en cada casa” generó el domingo millones de interacciones en la plataforma china Weibo, equivalente a Twitter. (D)

Foto: AFP