La creación y aprobación de la nueva Ley del Deporte ha generado mucha expectativa en autoridades, dirigentes y atletas que esperan un renovado texto que corrija la vigente, a la que consideran como estatista.

El asambleísta Sebastián Palacios, propulsor del nuevo texto, se muestra decepcionado porque no se lo ha tratado de una forma correcta en la Comisión de Salud, y donde siete de sus integrantes le dieron paso para que sea conocido en el pleno de la Asamblea Nacional. “Yo lo calificaría como un tratamiento apresurado, sin la discusión necesaria, sin el debate pertinente y necesario para que el texto pueda mejorar”.

“Hubo poca retroalimentación por parte de nosotros, los asambleístas, por parte del que se dice equipo técnico; pero no había equipo técnico, sino del asesor de la Comisión (de Salud) que no nos hacía conocer por qué se acogía una cosa y por qué no se acogía otra. Eso hace que finalmente a los mismos asambleístas nos llame la atención y nos sorprenda cómo recibimos el texto”, explica Palacios.

“El objetivo es tener una nueva Ley del Deporte construida con los deportistas, con los actores de esta actividad; pero en cada una de las instancias, en cada una de las fases nos dimos cuenta de que no había voluntad por parte del presidente de la Comisión de Salud (William Garzón), de su equipo técnico y en especial de su asesor, de recoger las ideas y propuestas que hacíamos”, se queja el parlamentario.

Publicidad

El asambleísta indica que hay problemas de forma y de fondo en la nueva ley. “Siempre pedimos que se haga una reestructuración de la ley para que se haga mucho más clara, para que todas las personas que la lean, la entiendan, la comprendan y la apliquen. Porque ese ha sido siempre el problema no solo de esta ley, sino de muchas leyes en el país, que son complicadas de comprender, que dejan vacíos que después su aplicación es compleja”.

Temas

Entre los temas que no se tomaron en cuenta, Palacios destaca: “El deporte recreacional, con las ligas barriales, está incompleto, porque solo nombra a las organizaciones que conforman las ligas barriales pero no se detalla qué hace cada una de ellas, cuáles son sus deberes y obligaciones”.

Sobre el deporte formativo, el asambleísta indica que se obliga a todas las organizaciones a cumplir lo mismo. “Cada una de las organizaciones deportivas del deporte formativo tiene sus deberes y obligaciones particulares. El asesor de la Comisión (de Salud) estandarizó, copió y pegó los deberes y obligaciones de una organización con el resto de entidades del deporte, cuando eso no es así. No es lo mismo una Asociación Deportiva Provincial que la Asociación Estudiantil Provincial. Cada una tiene sus deberes y obligaciones, eso no se cambió”.

En las pensiones vitalicias existe un desbalance. “Si bien se considera a las glorias del deporte dentro de la Ley del Deporte para beneficiarse con pensiones de retiro vitalicio, no puede ser posible que dejemos cosas ambiguas y cosas subjetivas. Se busca crear un comité que evaluará a los deportistas que hayan ganado una medalla de oro, y se anticipa que la pensión será con base en la disponibilidad presupuestaria, en la situación socioeconómica del deportista. El comité puede decir que el deportista tiene casa, sueldo básico y su situación económica es buena, entonces, no es merecedor a la pensión vitalicia; es algo subjetivo. Además que no se jerarquiza lo que significa una medalla olímpica, de oro, plata o bronce, con una de oro de unos Juegos Panamericanos o Mundial”.

Para el también exbicirosista, el Estado ya no participará en las elecciones de las federaciones deportivas provinciales. En la actualidad tiene un delegado de Salud y dos de la Secretaría del Deporte. “Se quita la representación del Estado a través de sus delegados. Es una de las cosas rescatables, y ahora serán las asociaciones las que participen en las elecciones”.

Por su parte, para las elecciones en las ecuatorianas por deporte todavía no se define quiénes deberán participar “Hace falta analizar mucho más a fondo para definir quiénes van a elegir esos directorios. Se habló de que no sean los clubes, las asociaciones provinciales por deporte o un sistema mixto. Hay una disposición transitoria donde los organismos deportivos deben elegir sus directivas con base en esta ley, y si no se cumplen en un año, serán intervenidas. Eso es gravísimo, porque se puede caer en una intervención masiva de organizaciones, que no es que no quieren reunir las cinco asociaciones, sino que no pueden. Volvería a suceder lo que pasó en el año 2012, cuando el Estado decidió intervenir para captar y ganar poder político; eso sería gravísimo”.

Publicidad

Los artículos sobre la intervención fueron acogidos de forma parcial. “Se cambiará el sentido de la intervención para que sea un proceso de asesoría, de arreglar problemas y después debe salir el interventor para que la organización pueda seguir funcionando independientemente. El problema es que se mantiene al interventor como presidente de la organización deportiva; eso, de nuevo, implicaría que la intervención finalmente capte la organización deportiva y deje a un lado el directorio elegido democráticamente. Eso va en contra de la autonomía de las organizaciones deportivas y se debe mejorar este artículo”.

Como error califica Palacios el trato a la Federación Ecuatoriana del Deporte Estudiantil y la Federación del Deporte Universitario, ya que ahora se las baja de rango y serán asociaciones.

Sobre los recursos que obtienen las entidades deportivas por autogestión, no serán auditados por la Contraloría General del Estado. “La Contraloría tiene que auditar los fondos públicos y no los fondos privados. Eso sí, planteamos en qué deben ser utilizados esos valores, que haya una rendición de cuentas por parte de los dirigentes a sus deportistas sobre esos recursos”.

“Planteamos que haya respeto a las normas internacionales y a la carta olímpica. En alguna parte de la ley choca que sean las asociaciones las que elijan los directorios de las ecuatorianas por deporte, cuando la carta olímpica habla del COI, Comité Olímpico Ecuatoriano, federaciones ecuatorianas por deporte, clubes y deportistas, no habla de asociaciones. Eso podría generar algún conflicto”.

Ahora se debe esperar fecha para que el presidente de la Asamblea haga la convocatoria para tratar la Ley del Deporte. “Mi recomendación es que si llega a tratarse el proyecto en la Asamblea Nacional, se recojan todas estas observaciones que hemos dado”. (D)