Este lunes se dio a conocer por parte del TAS-CAS que no se concedió la medida cautelar de suspensión de ejecución que le fue impuesta al deportista ecuatoriano Álex Quiñónez, por lo que no podrá participar en los Juegos Olímpicos Tokio 2020.

El tribunal disciplinario de la Athletics Integrity Unit (AIU) sancionó a Quiñónez con doce meses al determinar una infracción “por la acumulación de tres fallos de localización en el último año”. Su sanción se extendería hasta el 24 de junio.

En un comunicado de la Federación Ecuatoriana de Atletismo se explica que este se trata de un caso de la existencia de “un simple error administrativo en el cumplimiento o actualización de datos de geolocalización, en los que no ha existido intención o voluntad del atleta por eludir controles antidopaje; inclusive el día de hoy se le practicó controles antidoping”.

Además se indicó que la apelación ante el TAS-CAS continúa, ya que se deben dirimir aspectos como la fecha de inicio del periodo de suspensión que se le impusiere.

Por su parte, Quiñónez publicó un video en sus redes sociales donde le pidió disculpas al país por todo lo que está pasando.

“No estoy tan bien que digamos, porque quería darle una emoción a todo el Ecuador, pero esto es lo que hay. No sé cómo pasó, no hay que echarle la culpa a nadie, es una decisión de Dios, como a cualquiera le puede pasar... Lo siento de todo corazón y espero que esto continúe”, señaló. (D)