Ismael Rescalvo, estratega del CS Emelec, valoró la parsimonia con la que su equipo esperó el momento oportuno para golpear a su rival y terminar llevándose el partido frente a Talleres en la primera jornada de la Copa Sudamericana. El español aseveró que se priorizó el control defensivo sobre el rival.

“Creo que el primer tiempo fue un partido muy cerrado, porque los dos equipos priorizamos el control defensivo, en donde ambos estábamos muy cortos y había densidad de jugadores”, sostuvo Rescalvo en la rueda de prensa después del partido.

En el desarrollo del juego, el adiestrador afirmó que se priorizó el “control defensivo sobre el rival”. Sin embargo, a la hora de atacar, los azules no lograban encontrar los espacios entre líneas para aproximarse con peligro al pórtico de Talleres. Las variantes en el segundo tiempo le dieron más fluidez a la gestación en el medio sector y se abrieron los espacios por donde llegaron los goles.

“Nos hubiera gustado en el primer tiempo atacar a espalda de la defensa. El segundo tiempo fuimos más firmes en los pases”, analizó el español.

Finalmente, Rescalvo resaltó que el “momento para golpear” y marcar los goles era “importante”. Además, “la victoria como visitante ante un rival que muestra grandes capacidades para jugar al fútbol y atraviesa un buen momento futbolístico, es excelente para nosotros”.

En la siguiente jornada de la Copa Sudamericana, Emelec recibirá al Bragantino brasileño. Este cotejo está programado para el miércoles 28 de abril, a las 19:30. (D)