Por su carrera deportiva, Paolo Guerrero, de 40 años, es la principal noticia del fútbol de Perú, porque tras firmar el 2 de febrero anterior un contrato con el club Universidad César Vallejo, de Trujillo, el lunes se conoció que por “temas familiares” no se unirá al que iba a ser su nuevo equipo.

El periódico Líbero, de Lima, publicó el lunes pasado que “Lostaunau confesó que (el domingo) tuvo una conversación con Paolo Guerrero y pudo conocer que el máximo goleador de la selección peruana está buscando desligarse de César Vallejo sin siquiera haber disputado un compromiso”.

“Paolo me dejó claro que a él sí le gustaría jugar ahí, pero por temas ajenos a él, extrafutbolísticos, familiares, se le complica ir. No es un tema fácil: hay un contrato sobre la mesa y el César Vallejo va a querer que se respete”, menciona Líbero al recoger la versión que Lostaunau dio en el programa Sportscenter, de ESPN.

Publicidad

Fossati, sorprendido

“En caso (de que) no llegue a Trujillo, el peruano estaría perdiendo una jugosa suma monetaria, debido a que su contrato es de $ 130.000 mensuales ($ 1,56 millones por una campaña), una suma totalmente descomunal para un futbolista de 40 años”, agregó el rotativo limeño.

La dirigencia del César Vallejo confirmó este martes que hará todo lo que sea necesario para que el Depredador cumpla el acuerdo que firmó con ellos. De acuerdo con los medios de comunicación de Perú, se avecina una batalla legal que tendría que ser resuelta por la federación de fútbol de ese país. El lío causado por Guerrero, quien pretende deshacer el pacto y enrolarse en el Alianza Lima, lo podría mantener inactivo por tiempo indeterminado.

Publicidad

Otro periódico sureño dice esto: “En medio de este panorama, el actual entrenador de la selección peruana, Jorge Fossati, brindó una entrevista para La República y se mostró sorprendido de que el atacante nacional siga sin tener un equipo de manera oficial”.

‘Es grave’

Publicidad

El adiestrador uruguayo, que ganó títulos nacionales e internacionales con Liga de Quito en años anteriores, dijo: “Es grave el problema que tiene hoy Paolo Guerrero al no tener club, por lo que trasciende públicamente. Yo estaba feliz de que ya tenga equipo; eso fue lo último que hablé con él, pero ahora me encuentro con la novedad de que aparentemente habría algún problema por el cual se rescindiría el contrato con César Vallejo. No lo sé, sinceramente, me enteré hoy (lunes) al mediodía. Seguro me enteraré en la tarde con más claridad”.

A través de La República, Fossati “le dejó una clara advertencia de que, si Paolo Guerrero o algún otro jugador no se encuentra entrenando, no estará presente en la convocatoria de marzo para los amistosos de la selección peruana frente a República Dominicana y Nicaragua”.

“En general, Paolo o cualquiera que no tenga equipo y no esté entrenando con un grupo, para marzo está (fuera de la convocatoria), salvo que todo esto sea un trascendido y que la próxima semana él esté jugando en Vallejo o en otro equipo”, agregó el DT, de 71 años.

En el 2023, en Ecuador, Guerrero escondió hábilmente su discreto desempeño futbolístico detrás de dos títulos ganados por Liga de Quito: la Copa Sudamericana y el campeonato nacional. En líneas generales, el delantero fue un fiasco en el país. (D)

Publicidad