“Nos vemos en Trujillo”, publicó en su redes sociales Paolo Guerrero el pasado 2 de febrero, cuando firmó contrato con el club Universidad César Vallejo, de esa ciudad de Perú. Pero menos de dos semanas después de ese anuncio, el delantero de 40 años tendría la intención de no cumplir lo acordado por “motivos familiares.” La decisión de Guerrero fue informada por un periodista peruano, Franco Lostaunau, de la cadena ESPN.

El periódico Líbero, de Lima, publica este lunes que “Lostaunau confesó que tuvo una conversación con Paolo Guerrero y pudo conocer que el máximo goleador de la selección peruana está buscando desligarse de César Vallejo sin siquiera haber disputado un compromiso”.

“No está 100 % confirmado su llegada a César Vallejo. Paolo me dejó claro que a él sí le gustaría jugar ahí, pero por temas ajenos a él, extrafutbolísticos, familiares, se le complica ir. Quiere entablar conversaciones con (el presidente Richard) Acuña para deshacer el contrato. Lo primero que quiere hacer es resolver ese tema antes de hablar de Colo Colo, Alianza Lima o Liga de Quito. No es un tema fácil: hay un contrato sobre la mesa y el César Vallejo va a querer que se respete”, menciona Líbero al recoger la versión que Lostaunau dio en el programa Sportscenter, de ESPN.

Publicidad

Deshacer el contrato

De acuerdo con Líbero, Guerrero negocia su arribo al Alianza Lima, pese a tener contrato firmado con la Universidad César Vallejo. ¿Es probable que cobre más dinero que el que ya acordó? Esto refiere el rotativo: “En caso (de que) no llegue a Trujillo, el peruano estaría perdiendo una jugosa suma monetaria, debido a que su contrato es de $130.000 mensuales, una suma totalmente descomunal para un futbolista de 40 años”.

El periódico La República, de Lima, destaca que, tras comunicarse con la dirigencia del César Vallejo, esta fue la postura del presidente Acuña sobre Guerrero, a quien espera esta semana en los entrenamientos: “Tiene contrato firmado con nosotros y lo esperamos la próxima semana en Trujillo, como quedamos con él hace algunos días. Todo sigue igual como se pactó”.

Publicidad

En caso de darse la incorporación de Guerrero al Alianza Lima, el atacante haría dupla con el argentino-peruano Hernán Barcos (en Ecuador jugó para Olmedo y Liga de Quito), que en abril cumplirá la misma edad que el Depredador: 40 años.

En el 2023, en Ecuador, Guerrero escondió hábilmente su discreto desempeño futbolístico detrás de dos títulos ganados por Liga de Quito: la Copa Sudamericana y el campeonato nacional. En líneas generales, el delantero fue un fiasco en el país. (D)