El Gobierno brasileño confirmó este martes el visto bueno para la organización de la Copa América y detalló que el torneo tendrá cuatro sedes en el gigante sudamericano, después de que Argentina y Colombia desistieron de organizarlo.

Los partidos de la Copa América, que arranca el 13 de junio, se jugarán en cuatro ciudades, según confirmó el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

El mandatario adelantó que entregó todas las garantías a la Confederación Brasileña de Fútbol y la Conmebol para que su país fuera sede de la competición.

Bolsonaro señaló que la Copa América “seguirá los mismos protocolos” que ya se han adoptado en las competencias de la federación local y anunció que las sedes asignadas para el torneo de selecciones son las localidades de Mato Grosso do Sul, Río de Janeiro, Brasilia y Goiás, todas elegidas en acuerdo entre el Gobierno central y locales.

Por su parte, Luiz Ramos, jefe de la Casa Civil (jefe de ministros) de Brasil, destacó que “venció la coherencia” y que Brasil acogerá el certamen continental de selecciones.

“Confirmada la Copa América en Brasil. ¡Venció la coherencia! Brasil que alberga los partidos de la Libertadores, Sudamericana, sin hablar de los campeonatos regionales y brasileños, no podría dar la espalda a un campeonato tradicional como este”, señaló el ministro en Twitter. (D)