El positivo a COVID-19 del golero argentino Esteban Andrada puso en alerta a las autoridades nacionales, antes del juego que su equipo Boca Juniors debía sostener este martes con Barcelona, por la Copa Libertadores.

Pese a que la plantilla xeneize llegó con pruebas negativas, a su arribo al país la delegación fue sometida a nuevos controles, que arrojaron el positivo de Andrada, quien quedó aislado de la delegación.

En Guayaquil, Boca se sometió a una nueva batería de testeos y solo se confirmó el positivo de Andrada, que por disposiciones sanitarias deberá realizar una cuarentena en Ecuador, mientras el cronograma establecido para el cotejo en el estadio Monumental Banco Pichicha continúa.

“En las pruebas de reconfirmación de la delegación de Boca Juniors, que son 52 personas, todas dan negativo a excepción del jugador (Andrada), que ya tenemos conocimiento y que se confirma su calidad de positivo para COVID-19”, indicó este martes Juan Zapata, presidente del Comité de Operaciones de Emergencia Nacional.

El funcionario agregó que “al contar con pruebas RT-PCR negativas, no existe una causal de riesgo, por lo tanto el partido se puede desarrollar en el horario previsto”.

Andrada permanecerá aislado de la delegación argentina y no podrá retornar a su país luego del compromiso, en una acción coordinada con la gente de Boca.

“En Ecuador estamos en un estado de excepción y por lo tanto se ha dispuesto, a través del Ministerio de Salud Pública, que el deportista realice su aislamiento preventivo obligatorio en Ecuador por 14 días”, el representante del COE nacional.

Zapata indicó también que la permanencia del jugador en suelo ecuatoriano no obedece a una disposición expresa de las autoridades nacionales, sino también a normativas sanitarias en su país de origen.

“No olvidemos que Argentina no recibe casos positivos, así que incluso por esta razón (Andrada) deberá quedarse en Ecuador hasta que la prueba RT-PCR dé un negativo”, concluyó. (D)