El Atlético de Madrid dio este miércoles un salto adelante hacia el título de LaLiga Santander, aprovechó el pinchazo del FC Barcelona en su visita al Levante (3-3) y ganó a la Real Sociedad (2-1) para distanciarse a cuatro puntos del conjunto azulgrana y a cinco del Real Madrid, que tiene un partido pendiente, este jueves en Granada.

Mientras que el Barcelona se inmoló con un empate inesperado ante un equipo que no se jugaba nada y tras desperdiciar un 0-2 a favor, el Atlético cumplió en un compromiso a priori complicado pero resuelto de forma acertada por los hombres de Diego Simeone.

Si el Real Madrid pierde contra el Granada este jueves, la calculadora para cerrar el alirón empezará a echar chispas en las dos últimas jornadas. Con seis puntos en juego, la distancia sería casi insalvable para los otros dos aspirantes cuya candidatura pende de un hilo. Necesitarían un milagro.

Pero antes de comenzar los cálculos, el Atlético hizo la mitad del trabajo ante la Real Sociedad, que aún no tenía amarrado uno de los dos puestos directos a la Europa League con el Villarreal al acecho desde la séptima posición. El conjunto vasco quiere librarse de la incomodidad de competir en las rondas previas de la Europa League y todavía no ha resuelto ese problema.

La culpa la tuvo una primera parte rojiblanca consistente, en la que el belga Yannick Carrasco y el argentino Ángel Correa adelantaron al Atlético, que después sostuvo la ventaja con tres intervenciones de mérito del esloveno Jan Oblak, sobre todo una oportunidad del sueco Alexander Isak.

En la segunda parte, el tercer tanto rojiblanco estuvo más cerca que el primero de la Real Sociedad y el Atlético se mantuvo firme excepto en el último tramo del duelo. El tanto de Igor Zubeldia al final, con diez minutos por delante, alimentó unos fantasmas que finalmente no aparecieron para que el Atlético cabalgue directo hacia el título. Solo 180 minutos le separan del que sería su undécimo trofeo. (D)