Es conocido por todos que la organización estamental pública fue gobernada por más de una década por funcionarios que deambularon inoperantes, por obra y gracia de una estructura diseñada sobre ideologías opresoras, retrógradas, lejanas a las nuevas visiones de cómo entender al deporte.

Público es que mucha tinta se ha consumido en artículos de opinión en este Diario, donde se alertaba sobre el atraso que iba a sufrir el deporte ecuatoriano si se continuaba por ese sendero infame, sustentado en leyes autocráticas.

Las ofertas de campaña del presidente Guillermo Lasso anunciaban que, tratándose del deporte, se iba a implementar un giro de 180 grados. Luego de posesionado el nuevo ministro, Sebastián Palacios, me permití entrevistarlo para conocer más a fondo la agenda programática que sustentará como máximo dignatario del deporte de nuestro país. Entre lo más importante que dijo, extraigo temas cruciales:

1.- Señor ministro, ¿cuál es su concepto sobre la influencia del deporte en la sociedad? El deporte es una herramienta de desarrollo. Todo lo que está a su alrededor es positivo, previene las enfermedades, las adicciones; aleja a nuestros niños y jóvenes de las drogas. A través del deporte podemos potenciar el turismo. Mediante eventos deportivos generamos empleo, servicios, transporte, alimentación. En fin, todo crea un círculo virtuoso que permite desarrollo, que hace que los niños y jóvenes crezcan con principios, con valores, que se planteen metas permanentes, que sirvan para construir una sociedad más justa, más solidaria y menos corrupta.

2.- ¿En qué condiciones ha recibido el ministerio ahora a su cargo? Hemos encontrado una institución con problemas, sobre todo en lo legal. Nos preocupa mucho que no hayan cerrado algunos convenios desde 2006. Existe mucha infraestructura deportiva inútil a lo largo y ancho del país, que no puede ser utilizada por no haber sido recibida por el Ministerio del Deporte, porque se han violentado normas legales. También nos preocupa la disminución permanente del presupuesto, la mala articulación que tiene el ministerio en el territorio. Las oficinas zonales son de paso de documentación, de trámites. Son temas que hay que corregirlo.

3.- ¿Ha estado eficientemente administrado el presupuesto del Ministerio del Deporte? El presupuesto del ministerio es de 67,3 millones de dólares (mdd). De esa cantidad apenas se han utilizado 11,5 mdd en proyectos de inversión que lleguen a los deportistas. En este último monto está el dinero para el plan de alto rendimiento, apenas 7 mdd. El resto es gasto administrativo, operativo y transferencias a organizaciones deportivas. Implementaremos un trabajo coordinado con las organizaciones deportivas nacionales para garantizar que ese recurso realmente sea en beneficio de los deportistas.

4.- ¿Cuál será la estrategia para evitar que el nuevo proyecto de ley, que continúa con los mismos vicios ya aprobado en la Comisión de Salud, no sea considerado en el pleno de la actual Asamblea? Es importante mencionar que, como asambleísta, pude lograr que ese proyecto tan cuestionado se quede en la comisión y no pase al pleno, porque si eso hubiese sucedido, ya sería muy tarde para hacer las reformas adecuadas. El proyecto de ley se encuentra en la comisión y no hay que permitir que tenga más vida, hay que procurar que el Ecuador tenga una nueva Ley del Deporte, que vaya encaminada a despolitizar al deporte, a profesionalizar a la dirigencia deportiva, garantizar el buen uso de los recursos, desarrollar el deporte escolar, intercolegial, universitario. Una ley que contemple al deporte como una herramienta de desarrollo integral. Estamos dispuestos a reunirnos las veces que sean necesarias, a generar mesas técnicas para consolidar una nueva Ley del Deporte, sin esos artículos y conceptos que han engañado y politizado el deporte nacional.

5.- ¿Qué planes tiene para conseguir un presupuesto acorde a los requerimientos del deporte ecuatoriano? Los recursos que tenemos no alcanzan, no son suficientes, hay que redistribuirlos mejor y encontrar fuentes y recursos para el alto rendimiento. En el nuevo concepto del Ecuador del encuentro, auspiciado por el presidente Lasso, deberemos trabajar con todo el ecosistema deportivo, donde encontramos muchos actores que no necesariamente están relacionados al día de hoy con el deporte, pero que pueden dar un gran apoyo. Por ejemplo, hemos visto que hay muchos recursos en el exterior, fundaciones, ONG, que están dispuestos a apoyar esos procesos y proyectos deportivos en nuestro país y, por supuesto, generar alianzas con la empresa privada. Hoy en día se puede ofrecer el incentivo tributario de doble deducción del impuesto a la renta. Trabajaremos para lograr ese plan, para que el incentivo tributario sea funcional, ágil, sin la burocracia que tanto entorpece.

6.- ¿Por qué razón ha sido olvidado el deporte escolar, colegial y universitario, que en tiempos pasados era la fuente más importante para la formación de muchos deportistas de alta competencia? Revivir el deporte escolar, el colegial y que las universidades dejen de ser los cementerios de los deportistas. Hemos notado una gran debilidad en Gobiernos anteriores. Muchas disputas por el protagonismo no han permitido un trabajo conjunto entre el Ministerio del Deporte y el Ministerio de Educación. Encontrar alianzas con las universidades que ofrezcan becas para estudiantes deportistas, esto será un símbolo de prestigio en las universidades. Lo que sí está claro es que si de aquí en cuatro años conseguimos estos objetivos, habremos hecho bien nuestro trabajo.

7.- ¿Qué planes tiene para que el deporte sea una herramienta útil, para la prevención en el consumo de drogas? Debe haber un plan nacional integral que sirva para el propósito de la prevención y erradicación del consumo de drogas. Se tendrá que hacer un esfuerzo conjunto con prefecturas, alcaldías, gobernaciones y entender las urgencias sobre este tema en cada provincia. El tema es tan sensible que requiere un plan integral, no es cuestión de ofrecer construir 1.000 o 10.000 canchas, sino se tiene un entorno complementario necesario para erradicar este flagelo.

8.- ¿Cuál es su criterio sobre el acuerdo n.° 0302, emitido por la exsecretaria del Deporte, que dispone la transformación de las organizaciones deportivas a sociedades mercantiles? El concepto de la transformación en sociedades anónimas es muy interesante, los clubes pueden ser mejor administrados. El concepto es muy bueno. Lamentablemente, es un acuerdo sacado a última hora y al apuro, no era lo adecuado. Lo responsable era, si estábamos en un proceso de transición, esperar que el nuevo ministro analice con responsabilidad este tema. El problema es que la ley no contempla aquella transformación y, si no existe, no se la puede normar con un reglamento, peor aún a través de un acuerdo ministerial. Esperaremos un análisis legal más profundo para observar si se requieren reformas.

En las declaraciones del ministro hay una pasarela de buenas ideas e intenciones. Claro que del dicho al hecho hay mucho trecho. En política, termina siendo un proverbio usualmente utilizado.

Espero que el actual gobierno conciba al deporte como política de Estado, porque conocido es que aquellos que no lo hicieron han sido responsables de la postración de la sociedad. Tengo la percepción de que el ministro conoce los problemas y también sus soluciones. Y tomando en cuenta los antecedentes, los repetidos fracasos que el deporte ecuatoriano ha soportado en los últimos años, señor ministro Sebastián Palacios, con todo respeto, no tiene derecho a equivocarse. (O)