A Sebastián Palacios, ministro del Deporte, le preocupan varios aspectos relacionados con la cartera de Estado que desde el 24 de mayo pasado, al asumir Guillermo Lasso como presidente de la República, recuperó su antiguo rango y dejó de ser secretaría. El exasambleísta se refirió al estado en que recibió el Mindeportes.

Lo hizo el martes anterior al ser entrevistado en radio Caravana por Mario Canessa. ¿Como recibió el Ministerio del Deporte?, se le consultó al excampeón nacional de bicicrós y tercero del mundo en esa disciplina en 1999.

“Hemos encontrado una institución con problemas en lo legal. Nos preocupan muchos convenios que no están cerrados desde el 2007, infraestructura deportiva que hay a lo largo y ancho del país que no pueda ser utilizada ni recibida por problemas legales al haber sido construida sin respetar cada uno de los pasos y cada una de las normas”, dijo Palacios antes de detallar otros inconvenientes

El funcionario agregó: “Nos preocupa la disminución permanente de presupuesto que ha tenido el organismo. Y nos preocupa la articulación que tiene el ministerio en el territorio. Las coordinaciones zonales son oficinas de paso de documentación y de trámites y no los brazos ejecutores y gestores que deben ser, porque a través de esas coordinaciones se deben aterrizar las políticas del ministerio”.

Publicidad

$ 11,5 millones

Se le preguntó a Palacios qué cantidad del presupuesto del Mindeportes servirá para el desarrollo deportivo y cuánto estará destinado a la burocracia. Contestó: “El presupuesto es de $ 67,3 millones y de ellos $ 11,5 millones son para proyectos de inversión que llegan a los deportistas como por ejemplo el Plan de Alto Rendimiento, que recibe alrededor de $ 7 millones. Todo el resto es para gastos administrativos y operativos y para transferencias para las organizaciones como las federaciones provinciales, ecuatorianas, ligas cantonales, barriales”.

Dijo que será “importante un trabajo coordinado” con todas esas entidades para que el dinero que reciban “llegue realmente a los deportistas y no se quede en gastos burocráticos, en sueldos, arriendos. Se deben optimizar los recursos limitados que hay”.

Del Plan de Alto Rendimiento expresó que el anhelo “de los deportistas es que este entregue a tiempo los recursos”, ya que se atrasa y complica viajes, planificaciones y compra de implementos. Aseveró que este proyecto “necesita ser más amplio” y no solo ayudar al deportista “cuando está en la cima. Hay que caminar con ellos, identificar talentos a través de un componente de pre alto rendimiento” para que lleguen mucho mejor preparados al nivel de élite.

Palacios también dijo: “Debemos dejar de imponer proyectos como la construcción de infraestructura porque a un par de personas se les ocurrió. Cada organización debe actuar por su lado y decidir ellas, o las alcaldías, hacer canchas. Es un error decir ‘vamos a hacer 1.000 canchas’ que luego estarán abandonadas si no hay un proyecto integral. Hacerlas para recibir aplausos es fácil y en esto también hemos hallado problemas legales”.

‘Al apuro’

Sobre el acuerdo ministerial firmado por Andrea Sotomayor que supuestamente posibilita la transformación de clubes de fútbol profesionales en sociedades anónimas, dijo: “Como idea es interesante, pero el gran problema es cómo se llegó a ello. Pedí a los abogados del ministerio que analicen a fondo no solo ese acuerdo ministerial, sino otros lamentablemente sacados a última hora y al apuro. Lo responsable era, ya que hubo un proceso de transición, esperar a que llegue la nueva administración y analizar con calma y responsabilidad cada acuerdo”.

Aclaró que “la Ley del Deporte no establece la transformación de clubes en sociedades anónimas. Si la ley no lo contempla, no se puede normar a través de un reglamento y peor mediante acuerdo ministerial. En Derecho Público se hace lo que dice la ley. Si hallamos una ilegalidad, lo comunicaremos”. (D)