Una resolución de la Asociación Ecuatoriana de Árbitros de Fútbol (Aedaf) deja sin actividad esta semana a los torneos que regenta la Ecuafútbol, entre estos los torneos femeninos, de segunda categoría y divisiones formativas.

El gremio arbitral mostró inconformidad por el castigo impuesto a Deportivo Quito, cuyos hinchas agredieron a los referís del juego que enfrentó a los chullas y Espoli por la segunda división de Pichincha, club al que por esta acción quieren fuera de la categoría.

Para el gremio arbitral, la sanción impuesta a los azulgrana, con 200 dólares de multa y prohibición de recibir público en tres juegos como local “no corresponde a la gravedad de los hechos” suscitados en el estadio Atahualpa por lo que decidió “no dirigir ningún encuentro” hasta que no se aplique “la sanción que corresponde al club agresor”.

La medida empezó a regir desde el miércoles cuando los árbitros no se presentaron a los juegos de segunda división en Sucumbíos y Cotopaxi, pero este jueves se extendió a nivel nacional y a todos los torneos que regenta la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), sin afectación para los juegos de la LigaPro.

Publicidad

Oficios desde el gremio arbitral fueron presentadas a la Asociación de Futbol No Amateur de Pichincha, entidad que maneja el torneo provincial al que pertenece el cuadro azulgrana, así como a la FEF, organismo que informó sobre la suspensión de sus torneos.

En comunicación dirigida a las asociaciones provinciales, a los clubes de series A y B y a los equipos de la Superliga Femenina, la FEF detalla que “en razón del oficio” presentado por el gremio arbitral en el que “se comunica la decisión de no dirigir” sus torneos, el Comité Ejecutivo de Fútbol Profesional de la FEF decidió no jugar sus campeonatos.

Así, la FEF resolvió “suspender los partidos” correspondientes a los torneos de ascenso, divisiones formativas y Superliga Femenina “hasta que se levante la medida de los árbitros”. (D)