El fútbol ecuatoriano vivirá este 2023 una final inédita. Independiente del Valle y Liga de Quito se medirán el 10 y 17 de diciembre por el título de la Liga Pro, duelo entre dos escuadras que llegan este año tras conseguir títulos internacionales, dos de los equipos ecuatorianos en conseguir logros en torneos Conmebol, lo que abre espacio a un nuevo “clásico”, según manifestó Franklin Tello, presidente de los negriazules.

Será la primera definición nacional entre rayados y azucenas. Entre los dos suman ocho títulos de Conmebol entre copas Libertadores, Sudamericana y Recopa. Este año los rayados ganaron la Recopa Sudamericana y los albos la Sudamericana, torneo del que los dos equipos son los últimos campeones, las dos escuadras además con la posibilidad de un doblete este 2023.

Campeones sudamericanos disputarán el título de la Liga Pro 2023

“Es una final inédita entre dos equipos de la misma plaza (Quito), los dos últimos campeones de la Copa Sudamericana, los dos mejores planteles del torneo. Lo podemos denominar ‘un clásico’, sin duda, porque en corto tiempo Independiente del Valle ha hecho historia, y no se diga Liga”, dijo Tello.

Publicidad

Independiente del Valle llega a la final como ganador de la primera etapa de la Liga Pro, y los albos como triunfadores en la segunda etapa. “Son los dos equipos que están en un buen momento. Va a disfrutar todo el país, no solo las hinchadas de los dos equipos. Serán dos partidos totalmente inéditos y vibrantes”, apuntó el directivo negriazul.

La final de ida será en casa de los rayados y está programada para las 16:30 del domingo 10 de diciembre en el estadio Banco Guayaquil. La vuelta, el día 17 en Casa Blanca.

“Será un fiesta extraordinaria, con dos buenas hinchadas: la nuestra que va creciendo de a poco y la de Liga que ha vivido mucho este año. Serán dos estadios a reventar, para un par de finales intensas y vibrantes que harán que el público y la hinchada en general disfruten al máximo”, comentó Tello.

Publicidad

La dirigencia de Independiente inició una preventa interna entre los allegados al club y esperan los permisos municipales para la venta oficial de los 12.500 boletos que comprenden el aforo de su escenario.

De esa cantidad, unas 2.500 entradas serán para la hinchada de Liga. “Un porcentaje importante que cedemos”, dijo Tello, que destacó el “buen trabajo” de su institución para facilitar el acceso de las dos hinchadas. (D)