Geovanny Cumbicus, entrenador de Mushuc Runa, evidenció su molestia por el arbitraje en el partido que su equipo desaprovechó una ventaja provisional de 2-0 y finalmente igualó con Barcelona Sporting Club la noche del viernes, un juego en que el Ponchito perdió a un hombre por expulsión directa e, incluso, estuvo a punto de perder por un penalti –errado– que tuvieron los canarios en el minuto 89.

“Quisiera hablar del partido, tendría ese deseo; lamentablemente, me sentí impotente en ciertos momentos con las decisiones de los árbitros”, declaró el timonel del elenco ambateño en la rueda de prensa pospartido, en el estadio Bellavista de Ambato.

Cumbicus fue más allá en su intervención: “No sé si la misión era devolverle los errores (arbitrales) a Barcelona en estos partidos. Por tratar de enmendar errores, nosotros no podemos pagar los platos rotos. Me gusta poco hablar del arbitraje, pero hay que tomar correctivos. No puede haber tan mala intención. Hoy nos quisieron perjudicar para beneficiar a alguien”.

En juego válido por la jornada 9 de la primera ronda de la LigaPro Betcris, un autogol de Byron Castillo (minuto 1) y un tanto del argentino Jonatan Bauman (8) sorprendieron a Barcelona, que consiguió el empate gracias a un doblete de Michael Hoyos (45+1 y 71). En otras incidencias, el equipo del Ponchito sufrió la expulsión directa de José Mendoza (81) y el golero Adonnis Pabón le atajó un penal al uruguayo Gonzalo Mastriani (89).

“Expulsan a Mendoza en una falta que no existe y luego sancionan un penal que no hay”, analizó el estratega de Mushuc Runa. “Hoy (el viernes) se pasaron y no sabían ni qué hacer. Sentimos la molestia, porque es algo que lo vio todo el país”.

Cumbicus también se refirió al desarrollo del juego: “Empezar ganando un partido te acomoda un poco, porque lo manejas de manera distinta. Influye que Barcelona nos haya marcado antes del final del primer tiempo. Fue un equipo que nos hizo mucho daño en pelota quieta. No pudimos corregir y, fruto de ello, vinieron los goles. (D)