Con 23 jugadores contagiados de COVID-19, Aucas vio mermada su plantilla para LigaPro y el panorama es incierto para afrontar Copa Sudamericana, el martes, cuando reciba a Atlético Paranaense.

Los orientales cayeron como locales el sábado (3-1) ante Olmedo. El equipo oro y grana puso en cancha un equipo colmado de juveniles, muchos debutantes en el equipo.

El caso que sobresale es el del arco, con presencia en la formación titular de David Corozo, jugador de 16 años, mientras en el banco de suplentes apareció Vicente Ortiz, con 15 años.

Como este caso, otros cinco, con jugadores que no superan los 18 años, cuatro de ellos en cancha ante los riobambeños.

Publicidad

“El contexto es muy difícil, no es normal una situación de estas”, dijo Máximo Villafañe, técnico encargado del plantel ante el contagio de coronavirus del estratega Héctor Bidolgio.

Goles de Jaime Ayoví, Jordan Rezabala y Marcos Montaño dieron el primer triunfo de temporada para el Ciclón. Jonathan González descontó para los locales.

Pese a la dura derrota, Villafañe destacó un buen accionar de sus dirigidos, en “un partido que fue parejo en líneas generales y sobre todo en situaciones de gol”, por lo que tuvo “palabras de agradecimiento” para sus dirigidos.

“En el camerino los felicitamos por su entrega, dieron la cara por la camiseta del club. Muchos fueron debutantes, nueve en total, luego hay un grupo que llegó con dos o tres partidos encima”, comentó.

De cara al juego de Copa, el panorama es incierto en Aucas. “El trabajo desarrollado estos días nos dejó muchas dudas porque a diario iban saltando casos de COVID-19″, señaló el estratega.

“Para enfrentar a Olmedo no sabíamos quiénes estarían disponibles, teníamos mucha incertidumbre porque hasta un día antes del partido cambiamos el equipo por contagios en los que estarían como titulares”, señaló Villafañe.

Para el duelo del martes, “se analizará la situación con el cuerpo técnico (Bidoglio), ahí se verá quiénes están disponibles por temas del virus y por la habilitación en Copa para poder afrontar ese partido”, indicó el técnico interino de los orientales.

Barcelona-Aucas, el juego de la discordia

Ante Olmedo fue el segundo juego que Aucas puso juveniles. Pasó el último lunes cuando afectado por contagios, el equipo oriental presentó siete jugadores ante Barcelona.

El juego terminó a favor de los 17 minutos, por lesión del golero Johan Lara, cuando el resultado era favorable a los locales por 2-0. El reglamento determina en estos casos que el triunfo se acredita con diferencia de tres goles. (D)