Francisco Egas, presidente de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF), calificó de “lamentable” que en el protocolo de bioseguridad de la LigaPro no se considere la alternativa de postergar los partidos cuando un equipo presente contagios masivos de COVID-19 y evitar que algún club tenga otro contratiempo como el que vivió el pasado lunes Aucas ante Barcelona SC.

Los orientales se presentaron con siete elementos (porque la mayoría de sus integrantes estaban infectados de coronavirus ) para jugar en el estadio Monumental Banco Pichincha por la fecha 8 del torneo nacional.

“Me apena que Aucas haya pasado por lo que tuvo que pasar y que el fútbol ecuatoriano presentara esa cara lamentable, eso no le hace bien a nadie. Los dirigentes de los clubes en Ecuador deben analizarlo y cambiar”, comentó Egas a la radio quiteña Área Deportiva.

“El protocolo de la FEF tiene un apartado que dice que, si hay más de 5 contagiados en un plantel, se puede aplazar el partido. Uno va aprendiendo de las cosas que van pasando y lo que más debe primar es el sentido común”, continuó Egas.

El reglamento para las competencias de la LigaPro fue aprobado en el segundo semestre del 2020 por todos los clubes afiliados para retomar la competencia.

En su tercera Disposiciones Transitorias dice: “Si por contagio de jugadores y/o por no estar habilitados para participar de un partido, en razón de la aplicación del protocolo, un determinado club no tuviese la cantidad mínima de siete (7) jugadores para presentarse al respectivo encuentro, este club perderá el partido, cuyos puntos se acreditarán a su contendor, con el marcador de tres goles a cero”. Sin cambios y tras lesionarse el portero John Lara, el árbitro Álex Cajas decidió aplicar lo que dice el protocolo y dar como ganador a los amarillos.

Sobre esto, Egas comentó: “Respeto el trabajo de LigaPro y no me voy a meter a criticarlo. En estas situaciones tan delicadas y poco previsibles, es fácil decir que los clubes firmaron un reglamento y que ahora se atengan a las consecuencias, pero uno debe tener mucho sentido común en la aplicación de los reglamentos. Con la donación de vacunas a Conmebol, todos estos problemas se acabarán”.

Mientras que Andrés Báez, directivo de la institución quiteña, explicó a la radio capitalina Mundo Deportivo: “¿Por qué no jugamos con la reserva ni con juveniles? Porque no había certeza de que nos entreguen los carnés (de cancha) de esos jugadores y no sabía si pasábamos el control económico (…). No se toman decisiones con los mismos criterios. Nos sentimos dolidos por lo que pasó. Durante esta semana esperamos recibir el carné de los juveniles. No fue tan fácil su inscripción, porque hay que pasar por un control económico; y aparte, todo esto pasó el fin de semana, y LigaPro no abre sábado y domingo”.

Sin embargo, en el capítulo Habilitación e inscripción de jugadores, artículo 13, literal C, el reglamento dice: “En cualquier momento del campeonato se admitirá la inscripción de jugadores ecuatorianos que no hubieren cumplido 20 años de edad, al 1 de enero del año del campeonato, los que podrán ser inscritos en un número mayor de 45”. El cuadro oriental no aprovechó esta medida. (D)