El gremio arbitral mantiene firme su postura de no conducir los encuentros de la LigaPro si esta entidad no cumple con los honorarios pendientes, según un comunicado a nombre de los árbitros de primera categoría A y B del Ecuador.

Los árbitros piden el pago “total” de sus honorarios, “correspondientes a los meses de mayo, junio, julio y agosto”; por su parte, LigaPro advierte que no cederá a “presiones”, y su presidente, Miguel Ángel Loor, adelantó la posibilidad de tener colegiados extranjeros.

El gremio aclaró que “exigir un derecho” no es “una amenaza”, y mientras de LigaPro aseguran tener un compromiso por cumplir lo adeudado, los árbitros dicen que todo para ellos es “incierto”.

En un comunicado presentado este miércoles, el gremio arbitral expuso que el referato ecuatoriano “no es el segundo mejor pagado en el continente”, como aseguró Loor. “Se ha procedido a sumar los valores de honorarios, viáticos y gastos de movilización”, detalló.

El gremio habla de “verdades a medias” de parte de Loor, que intenta “justificar el poco compromiso con el desarrollo del arbitraje ecuatoriano”.

Para volver a dirigir, el gremio pide la cancelación de una deuda que “llega aproximadamente a un millón de dólares, correspondientes a los meses de mayo, junio, julio y agosto, en la serie A y B”.

LigaPro pidió a la Comisión Nacional de Arbitraje (CNA), de la Federación Ecuatoriana de Fútbol, que designe a los colegiados para los partidos del fin de semana en los dos torneos, pese a la postura de los árbitros de no presentarse.

La CNA programó los partidos, pero el gremio arbitral mantiene firme su condición de retomar la actividad si no reciben lo adeudado.

“Resolvemos: mantener firme nuestra posición, ratificando públicamente que ningún árbitro designado asistirá a cumplir con las programaciones”, concluyó el comunicado. (D)