Ricardo Vasconcellos Rosado: Luis Alcívar, 80 años de nuestro primer récord sudamericano

3 de Febrero, 2019 - 00h01
3 Feb 2019
Ricardo Vasconcellos Rosado: Luis Alcívar, 80 años de nuestro primer récord sudamericano
Ricardo Vasconcellos Rosado: Luis Alcívar, 80 años de nuestro primer récord sudamericano
Flanqueado por los célebres Mosqueteros Ricardo Planas (i) y Luis Alcívar (d), figura el atleta Víctor Zevallos Mata. Archivo
3 de Febrero, 2019
3 Feb 2019

En diciembre de 1938, la Federación Deportiva Nacional del Ecuador recibió desde Argentina un cablegrama enviado por la Confederación Sudamericana de Natación invitando a Carlos Luis Gilbert –cuádruple campeón sudamericano– para participar en un torneo amistoso, al que se llamó Panamericano de Natación, que iba a desarrollarse en el Hindú Club, en Buenos Aires, entre el 18 de enero y el 5 de febrero de 1939. Los invitantes ofrecían cubrir medio pasaje y estadía a Gilbert. Si Ecuador quería agregar a otros nadadores, debía pagar todos sus gastos.

La Federación, presidida en ese entonces por Carlos Zavala Gangotena, declinó inicialmente la invitación si no se incluía al entrenador Arduino Tomassi. El dirigente Negri contestó aludiendo a la importancia del torneo en el que iban a intervenir nadadores de toda Sudamérica y varios campeones estadounidenses. Zavala replicó que la Fedenador quería que se aceptara la participación de seis nadadores ecuatorianos con su entrenador. Negri dio a entender que consideraba desmesurada la pretensión y que Argentina estaría dispuesta a costear el pasaje de un deportista y la estadía de tres personas.

Entre los nadadores había expectación porque podía perderse la oportunidad de alternar con figuras de fama mundial como el velocista Peter Fick, recordista mundial de los 100 metros libre, cuya sola presencia y posibilidad de competir con él justificaba cualquier esfuerzo económico. Otras estrellas estadounidenses eran Steve Wosniack, del Buffalo Athletic Club, y Elberth Roth, del Detroit Athletic Club.

El 30 de diciembre, George Capwell, presidente del Comité de Natación, recibió una carta de Zavala Gangotena en la que decía que como la Nacional no podía financiar el viaje y como los nadadores pertenecían a la Federación Deportiva del Guayas, era a esta a la que tocaba encontrar los recursos económicos. La discusión, planteada en torno a qué institución debía sufragar los gastos, dejó la convicción de que Zavala Gangotena y la Federación Nacional no tenían ninguna predisposición favorable al viaje. EL UNIVERSO daba prueba de esta convicción. Zavala, entrevistado por un periodista de nuestro Diario, sostenía que no se trataba de un concurso oficial. En fin –decía el dirigente– era un certamen sin importancia.

Ante esta postura, a todas luces obstructiva hacia los nadadores campeones sudamericanos, entró a tallar el tesón de George Capwell, con la colaboración de sus compañeros del Comité de Deportes Náuticos y otros dirigentes y deportistas. Capwell consiguió una reunión de Agustín Febres-Cordero Tyler, Augusto Jijón Terán, Enrique Villacís Páez, Aníbal Santos y Alberto March con el presidente de la Fedenador, el 5 de enero. A la pregunta de Capwell y Febres-Cordero sobre si esta entidad podía costear los gastos de la participación en Buenos Aires, Zavala Gangotena respondió: “Como ya hemos manifestado, esas competencias no son oficiales”.

Luis Alcívar llegó con la propuesta de una operación con un banco local. Zavala alegó que era la Federación Deportiva del Guayas la obligada a dar el aval. Aníbal Santos argumentó que la invitación había llegado a la Federación Nacional que era la que representaba al deporte ecuatoriano en el exterior y que esta entidad había manejado el tema desde el principio. La respuesta de Zavala Gangotena fue contundente: “La Nacional no puede firmar ese compromiso por los motivos que he dicho. La gira no es de la Nacional y por tanto no tiene por qué pagarla. La Nacional no puede pagar por una representación que no es suya”, dijo en una parte de la discusión reproducida íntegra por los diarios de la ciudad.

La tarde de ese 5 de enero, Luis Alcívar Elizalde presentó el presupuesto de viaje de tres nadadores y el entrenador Tomassi. El Banco de Descuento iba a prestar 30.000 sucres. El compromiso de pago lo firmaron Capwell, Juan X. Aguirre, Sergio E. Pérez, Dr. Abel Gilbert Pontón, Enrique Maulme, Enrique Márquez de la Plata, Alberto Wright, Juan X. Marcos, Juan Francisco Rojas, Dr. Eduardo Alcívar Elizalde, Ángel Ulloa y Manuel Seminario Sáenz de Tejada. La garantía la dio la Federación Deportiva del Guayas ante la rotunda negativa de la Federación Deportiva Nacional del Ecuador. El 7 de enero de 1939 partían Carlos Luis Gilbert, Luis Alcívar, Ricardo Planas, Abel Gilbert y Arduino Tomassi y el 11 llegaron a Buenos Aires.

Lo fastuoso de ese Panamericano de Natación fue el duelo entre el campeón mundial Peter Fick y el campeón sudamericano Luis Alcívar, a quien en Lima, durante el Sudamericano de 1938 ganado por Ecuador, la prensa de esa ciudad había bautizado como la Lancha. El 21 de enero se produjo un hecho sensacional que pasaría a la historia. Al anunciarse la prueba de 100 metros libre y mencionarse al ecuatoriano Alcívar, un estruendo “que alcanzó la magnitud de un homenaje”, según la agencia Associated Press, saludó su nombre. Sus rivales eran el estadounidense Fick, los argentinos Roberto Pepper y Guillermo Panelo, el uruguayo Harry Giuria y nuestro Ricardo Planas Villegas.

Fick ganó la prueba con 58 segundos, 1 décima. Alcívar fue segundo con 1 minuto y 1décima. Al examinar la planilla de la prueba, el dirigente Mario Negri reparó en que el tiempo de Alcívar era récord sudamericano, destronando el 1 minuto y 6 décimas del campeón olímpico argentino Alberto Zorrilla, impuesto el 13 de noviembre de 1925 en Buenos Aires.

Un despacho de United Press International destacaba que “la primera reunión del torneo Panamericano, que ha resultado todo un éxito, se distinguió por la brillante actuación del campeón sudamericano de los 100 metros libre, el ecuatoriano Luis Alcívar Elizalde quien, en los 100 metros libre, en el que el triunfo correspondió a Peter Fick, el nadador más veloz del mundo, marcó nuevo récord sudamericano, aunque quebrando en los 100 metros libre de la posta de tres estilos por 100 metros, al anterior, bajando el minuto que por primera vez lo hace un nadador sudamericano, sin ser homologado como tal”.

La misma agencia, el 23 de enero, calificó la actuación de Alcívar de ‘maravillosa’, al afirmar que fue muy felicitado en los medios deportivos. Era la primera vez que un deportista ecuatoriano imponía una marca sudamericana reconocida oficialmente. El gran esfuerzo de Capwell y otros dirigentes estaba plenamente justificado. Los periodistas pidieron una opinión de Fick, quien dijo: “Alcívar es un gran muchacho y estoy seguro de que seguirá aumentando su performance, pues tiene condiciones para ello. Eso sí, necesita un poco más de vigor físico. More strong, more strong...”.

Al término del torneo los elogios fueron para Alcívar. En La Prensa de Buenos Aires, Andrew Leonard, entrenador de Fick, dijo el 27 de enero: “El campeón sudamericano, representante de Ecuador, Luis Alcívar, merece especial mención por su desempeño. Posee todas las cualidades que le permiten llegar al campeonato. Creo que debería intentar competir más a menudo con nuestros nadadores más veloces para así mejorar su tiempo récord para los 100 metros libre”. La revista argentina El Gráfico, el 27 de febrero de 1939, comentó: “Al lado del recordman mundial cumplió una excelente performance confirmatoria de sus aptitudes el ecuatoriano.

Han pasado 80 años. Luis la Lancha Alcívar vive en el recuerdo de quienes lo conocimos y admiramos, y queremos siempre rescatar del olvido las hazañas y proezas del deporte guayaquileño. (O)

Han pasado 80 años. Luis la Lancha Alcívar vive en el recuerdo de quienes lo conocimos y admiramos, y queremos siempre rescatar del olvido las hazañas y proezas del deporte guayaquileño.

 

Ricardo Vasconcellos Rosado: Luis Alcívar, 80 años de nuestro primer récord sudamericano
Columnistas
2019-02-03T00:01:08-05:00
Luis Alcívar Elizalde fue el primer deportista ecuatoriano que impuso una marca sudamericana reconocida oficialmente.
El Universo

Lo más leído