La sala Multifuncional del Museo Antropológico y de Arte Contemporáneo (MAAC) acoge la exposición del artista ecuatoriano Olmedo Alvarado, titulada Tu obra es la mía, la cual contiene dos proyectos: una se denomina igual que la muestra y la otra se llama Pizzart.

La propuesta Tu obra es la mía consiste en la instalación en el museo de una carretilla, similar a las que venden hot dogs, hamburguesas y chuzos, no obstante, el propósito de este objeto es artístico.

En los recipientes en los que generalmente encuentra uno la salsa de tomate, la mostaza, la mayonesa y otras salsas, lo que realmente contienen son pinturas sintéticas de auto de los más diversos colores.

Asimismo, dentro de la carretilla constan pedazos cuadriculados de cartón blanco, sobre los cuales el público debe rociar a su gusto la cantidad de colores que posee el carrito: verde, plateado, rojo, negro, blanco, azul, anaranjado y amarillo.

Publicidad

Luego se debe presionar con la mano, ya sea con mucha o poca fuerza, un pulsor que provocará que el cartón gire y los colores en este se amalgamen y formen figuras abstractas. El creador debe poner su firma a la obra y dejarla colgada en una de las paredes del MAAC.

Alvarado señala que él ideó esta instalación a partir de que conoció una frase del semiólogo y escritor italiano Umberto Eco: “Necesariamente cada observador en una muestra construye la obra”, dice el artista.

Añade que el resultado de cada participante de su muestra es una especie de azar y también una forma no tan directa de decir que cada espectador es también un creador.

Alvarado asegura que “el público debe ser más participativo y no solo un sujeto receptor de mensajes. Debe tomar conciencia, a través de su producción, de lo que es el arte”.

En la sala Multifuncional del MAAC constan algunas fotografías que muestran el proceso del público de crear su propia obra artística, ya que a Cuenca fue llevada esta exposición.

El segundo proyecto de Tu obra es la mía consiste en la presentación de fotografías en las que se aprecia la intervención que se le ha hecho a los ingredientes de varias pizzas de una cadena de comida rápida.

“Alvarado busca transformar un producto alimenticio en una obra del arte moderno y luego lo envía a varias personas involucradas con el mundo de la cultura, con lo cual nos dice que el arte está yendo a la casa de la gente”, afirma el crítico de arte Hernán Pacurucu, quien es el curador de esta producción.

La muestra estará abierta hasta el 3 de junio, en Malecón y Loja, de martes a viernes, de 09:00 a 17:00; sábados, de 10:00 a 17:00; y domingos, de 10:00 a 17:00. El ingreso es libre.