Dependiendo del contexto y de que se escriban unidos o separados, los numerales ordinales pueden variar en género y en número. Los ordinales compuestos que se escriben en una sola palabra tienen variación de género y número en el segundo componente. Ejemplos: vigesimosegundo, vigesimosegunda; vigesimosegundos, vigesimosegundas. Si se escriben separados los dos componentes varían en género y número. Ejemplos: vigésimo segundo, vigésima segunda; vigésimos segundos, vigésimas segundas. Cáptese que cuando el ordinal compuesto se escribe en una sola palabra, el primer elemento no se tilda. Si va en dos palabras, cada componente exige la tilde que le corresponde.

El separador de millares en los números enteros

Con respecto a la escritura unida o separada de los números enteros, en la Ortografía se explica que los organismos internacionales encargados de elaborar las normas, que estandarizan la escritura de las cifras, recomiendan que se emplee un espacio fino para separar los grupos de tres dígitos en los números que tienen más de cuatro cifras. De esta manera, si en una cifra aparece una coma o un punto se interpretará que son marcadores decimales. Ejemplos: 20 564,25 o 20 564.25. Los números de cuatro cifras no se escriben con espacios. Ejemplo: 1230.

Al aplicar esta norma hay que prestar atención en la partición al final de la línea para evitar que los bloques numéricos queden en renglones diferentes. Precisamente por esta dificultad, en algunas entidades del Ecuador se usa coma para separar los decimales, punto para los millares y apóstrofo para los millones y demás cifras altas.

Publicidad

La Ortografía también indica que la separación con espacios en blanco «no debe emplearse en documentos contables ni en ningún tipo de escrito en que pueda arriesgarse la seguridad o la integridad en la transmisión de la cifra». (F)

FUENTE:
Ortografía de la lengua española (2010), de la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española.