Tener una vida saludable también depende de la alimentación, y esta debe ser rica en vitaminas, ya que son necesarias para el buen funcionamiento, crecimiento y desarrollo de nuestro cuerpo.

Jacqueline Calderón, médica especialista en nutrición infantil, comenta que hay que tomar en cuenta que nuestro organismo no produce vitaminas por sí mismo y, si lo hace, es en cantidades insignificantes, de manera que estas deben ser aportadas de forma externa, es decir, con los alimentos.

La especialista sugiere una serie de frutas, vegetales y legumbres que contienen las vitaminas esenciales para el consumo diario.

La A, necesaria para el crecimiento y desarrollo de los huesos y fundamental para la visión, se encuentra en la leche, queso, espinaca, tomate, melón, zanahoria, mango, durazno, lechuga e hígado.

Publicidad

La sardina, salmón, atún, aceites de pescado y yema de huevo contienen vitamina D.

Mientras la E se encuentra en el germen de trigo, aceites vegetales, frutos secos, hortalizas de hojas verdes como nabo, acelga o brócoli.

La vitamina K, que previene hemorragias, está en los cereales integrales, soya, alfalfa, tomate, col o hígado de cerdo.

En cambio la vitamina C, que repara y mantiene huesos, cartílagos y dientes, disminuye la presión arterial y es antibacteriana, está presente en frutas cítricas, como naranja, toronja, piña, fresa, arándanos; vegetales, como coliflor o pimiento.

Publicidad

Las vitaminas B1, B2, B3, B5, B8, B12 y ácido fólico se encuentran en las carnes, hígados, lácteos, cereales, mariscos, yema de huevo, aguacate, legumbres y levaduras.

Lorena Miranda, médica en nutrición y estética, dice que para tener una alimentación saludable es necesario consumir diferentes tipos de alimentos durante el día, aumentar la ingesta de frutas y vegetales, elegir alimentos integrales, utilizar aceites vegetales y limitar las grasas de origen animal. Además, preferir carnes de pescado, pavo o pollo, mantener el consumo de leche de bajo contenido graso, reducir el consumo de sal y azúcar, ingerir líquidos y hacer actividad física para mantener el cuerpo sano.