El Parque Zoológico de Taipei compartió fotografías del primer osezno nacido de una pareja de pandas gigantes, que fueron regalado a Taiwán por la parte continental de China.

La cría es una hembra y su peso al nacer fue de 184,4 gramos, una milésima parte de lo que pesa Yuan Yuan, su madre de nueve años, de acuerdo a la agencia de prensa Andina.  El padre es el panda gigante Tuan Tuan y fue concebida por inseminación artificial

La osezna fue separada de su madre para ser llevada a una incubadora; sin embargo, el Zoológico presentó un video donde se muestra un breve y conmovedor encuentro entre Yuan Yuan y su bebé. 

Publicidad

La osezna, que todavía no tiene nombre, permanece en una incubadora, y a su madre Yuan Yuan se le han administrado vitaminas y glucosa como suplementos nutritivos. El zoológico también le proporcionará calcio si da de mamar a su hija en los próximos uno o dos meses, según la misma fuente.