Hay quienes sostienen que hoy en día los padres compramos el amor de los hijos y que nos adoran, pero no porque somos muy importantes para ellos, sino también porque les damos todo lo que piden para compensar nuestra ausencia.
Copiar enlace
Tal como nuestro cuerpo exige un cuidado saludable y un mantenimiento prolijo para garantizar su buen funcionamiento, nuestra mente necesita estar libre de obstrucciones, presiones y cargas negativas.
Copiar enlace
Como durante los años de formación de los padres somos las personas más importantes del mundo para nuestros hijos, también somos el libro en que ellos aprenden los principios y las virtudes que los guiarán por un buen camino. Así, lo que hagan con su vida será, en buena parte, el resultado de lo que nosotros les inculquemos como valioso e importante.
Copiar enlace