Fastidiado por el asfixiante calor del verano neoyorquino, el norteamericano Willis Carrier (1876-1950) inventó el aire acondicionado, artilugio que desde las primeras décadas del siglo pasado posibilita al ser humano permanecer en lugares cerrados, pese a las altas temperaturas del exterior.

Hoy, en pleno siglo XXI, el invento de Carrier forma parte del día a día en hogares y establecimientos en todo el mundo, bueno, casi. Una excepción es el local de la Agencia Nacional de Tránsito en la terminal terrestre de Ballenita (Santa Elena).

En dicha agencia, el sistema de climatización está averiado y debido a trámites burocráticos entre instituciones públicas, nadie puede tocarlos, afectando así a trabajadores y a usuarios.

Estamos ya en temporada invernal, con elevadas temperaturas y en el local de la ANT no hay siquiera la posibilidad de abrir las ventanas, puesto que estas al ser parte de la fachada del edificio están selladas.

Publicidad

Según me indicaron en la ANT, desde hace cinco años ocurrió la avería y pese a los intentos por repararlos, un conflicto de competencias entre la ANT y la Municipalidad de Santa Elena en el traspaso de la obra impide el arreglo.

¿Cuánto tiempo más deberá transcurrir para que ambas instituciones se pongan de acuerdo y resuelvan las diferencias que existan? ¿Cinco años no ha sido tiempo suficiente para hacerlo?, ¿por qué tenemos los usuarios que sufrir las consecuencias de la falta de agilidad e interés que hasta ahora demuestran todos aquellos funcionarios por cuyas manos ha pasado este tema?

Hago un cordial llamado al alcalde de Santa Elena y al director ejecutivo de la ANT para darle una pronta solución a este caso. Los usuarios quedaremos agradecidos cuando el invento de Carrier vuelva a funcionar en esa agencia. (0)

Tonny Leonardo Montoya Carrillo, Msc. periodista, docente, Guayaquil