La estructura de ciertos partidos pretende jamás permitir un buen gobierno como el del presidente Lasso; pandillas buscan volver al poder y eternizarse, como las de Cuba, Venezuela y Nicaragua.

El cambio sorpresivo de actitud de cierta asambleísta es una estrategia de engaño para ganar tiempo para que la comisión de marras, ad hoc, espuria e ilegal que “investiga” los Pandora papers, le declare culpable al presidente que fue elegido democráticamente.

Al aplicarse la muerte cruzada el presidente cumplirá sus ofertas de campaña por la vía decretos y su credibilidad aumentará sobre el 75 % que tiene actualmente, y sería reelegido nuevamente.

Por la libertad y por la supervivencia del pueblo ecuatoriano, yo prefiero morir de pie enfrentando a las mafias políticas. (O)

Jaime Samuel del Castillo Báez, general del Ejército (S.P.), Rumiñahui, Pichincha