A un día de cumplirse un año de la gestión presidencial, vemos con pesimismo las acciones emprendidas por el Gobierno, básicamente la ineficacia frente al manejo de las cárceles, a la ausencia de estrategia política para definir una agenda legislativa, al encarecimiento progresivo de los alimentos, a los altos niveles de delincuencia, lo cual ahoga todo intento de revestirlo de credibilidad.

Las ilusiones de un Ecuador del encuentro laboral y de la salud se desvanecen. En este marco, para los ecuatorianos las ilusiones, la alegría son pocas; sin embargo, el patriotismo toma cuerpo en un deporte generalmente olvidado, el ciclismo. Hoy, Richard Carapaz nos enfunda en una maglia (malla de vestir) que nos permite seguir soñando en un Ecuador con héroes; sus éxitos no solo son empujados por las piernas, sino también por millones de latinoamericanos que soñamos en un continente con igualdad de condiciones sociales, políticas, culturales, etc.

¡Gracias, Richie! (O)

Álex Germán Panizo Toapanta, antropólogo, Quito