Un violento asalto sufrieron los asistentes a una iglesia evangélica ubicada en Nueva Prosperina, la cual se encuentra en construcción.

Las víctimas habían acudido al lugar para supervisar los trabajos, cuando fueron sorprendidas por al menos diez sujetos que llegaron en motos e ingresaron al lugar.

Les robaron al menos diez celulares y se llevaron tres carros. Uno de ellos fue recuperado poco después, porque tenía activado un dispositivo de rastreo, dijo el coronel Roberto Santamaría, quien señaló que esta banda no sería la misma que poco antes había cometido un asalto masivo en el bloque 6 de Flor de Bastión, también en Nueva Prosperina.

Publicidad

En ese caso, jóvenes armados que llegaron en motos y tricimotos robaron a 20 locales de ese barrio.

Muchos esta mañana amanecieron cerrados. Otros comerciantes dijeron que solo iban a atender hasta el mediodía. (I)