Fue por dar muerte a un pastor evangélico, pero en un giro del destino, Enrique Eduardo Andrade Márquez resultó herido y murió por una hemorragia interna a causa de un disparo en la pierna. Esa es la historia de este hombre de 39 años, quien registra un extenso pasado judicial.

Los hechos se desencadenaron en la Iglesia Pentecostal Unida Internacional del Ecuador ubicada en el barrio Nuevo Pilo, sur de la Machala, en la capital de la provincia de El Oro.

Joven murió al recibir un disparo en la cabeza al resistirse a un robo en El Guabo

Según testigos, la congregación se había reunido como todos los domingos. Pasadas las 22:00 de este 26 de noviembre, Andrade llegó al templo y preguntó por el pastor. Al dar varios pasos dentro, se puso cerca del ministro de la iglesia y sacó el arma para ejecutar el ataque.

Publicidad

Lo que nunca imaginó es que entre los feligreses estaba un agente de la Subdirección de Investigación de Delitos contra la Propiedad (Sidprobac) de la Policía Nacional, quien reaccionó ante el peligro inminente. En el forcejeo, se ejecutaron dos disparos, por lo que ambos resultaron heridos con disparos en las piernas.

El cabo segundo Jonathan L., quien había acudido a la iglesia al estar gozando de sus días de vacaciones, rápidamente solicitó ayuda, llegando al lugar los agentes del Grupo de Operaciones Motorizados, quienes lo llevaron al hospital general del IESS, mientras que el supuesto sicario fue ingresado al hospital Teófilo Dávila de Machala, con custodia policial.

Un hombre fue asesinado dentro de una camioneta en Machala

A las 00:30 de este lunes 27 de noviembre, los médicos confirmaron la muerte de Enrique Andrade, a causa de una hemorragia interna, pues la bala dañó una arteria importante. El hombre registraba antecedentes por robo, tenencia de arma y violación a la propiedad privada. (I)