Una madre y sus dos hijos murieron carbonizados la tarde del miércoles. Esto luego de que una explosión incinerara casi en su totalidad la vivienda donde vivía la familia Cedeño Mosquera, ubicada en la ciudadela Urbirríos 2, en la periferia sur de Manta.

“Se escuchó como que la tierra temblaba, y luego la señora pedía a gritos que la ayudaran, pero no pudimos hacer nada porque el fuego consumió rápido su casita”, declaró Jahaira Baque, vecina de la familia perjudicada, quien presumió también que en el instante del incendio la madre y sus hijos descansaban.

La acción bomberil impidió que el fuego se extendiera. Esto en medio del reclamo de parte de los vecinos de la ciudadela Urbirríos 2, que se quejaban de que habían llegado tarde a una zona alejada, con vías de tercer orden y carente de servicios básicos.

Automotor se incendió por falla mecánica en carretera de Manabí

Los vecinos de esta familia no pudieron hacer nada para evitar que Yulexi Yamileth Mosquera Zambrano, de 2 años, y sus hijos Andrés y Saralí Cedeño Mosquera, de 5 y 3 años respectivamente, murieran quemados.

Publicidad

“La señora solo alcanzó a decir ‘auxilio’ nada más, y ahí están los tres cuerpos carbonizados… Se escuchó una explosión como de un cilindro de gas”, declaró Jerry Zambrano, vecino de los occisos.

Juan Carlos Medranda, miembro del Cuerpo de Bomberos de Manta, indicó que cuando llegaron a la escena donde se produjo el incendio observó que el techo estaba completamente colapsado, encima de lo que fue una vivienda de madera y caña guadúa.

La causa del incendio aún era indagada, pero la hipótesis que manejaban los vecinos, y que buscaban despejar con indagaciones los bomberos, era la explosión de un tanque de gas. Benito Moreira, presidente de la ciudadela donde se produjo el incendio, lamentó lo suscitado, más aún por ser vecinos que ayudaban al sector.

Tras más de una hora de labores de reducción de fuego y limpieza de la zona, se pudieron evacuar los cuerpos de los fallecidos, todos debajo de una cama, según confirmó Mauricio González, comandante del Distrito de Policía de Manta, quien lamentó lo sucedido en esa localidad.

“Estamos trabajando en la investigación, ya que lamentablemente la puerta de ingreso a la vivienda se encontraba con picaporte desde el interior del domicilio, y estamos trabajando tanto Criminalística como el Cuerpo de Bomberos de Manta; estamos investigando”, declaró González.

Vecinos de la familia Cedeño Mosquera buscaban conseguir dinero para ayudar al esposo y padre de las víctimas, que quedó solo tras este incendio. (I)