Una mujer fue secuestrada en una vía de ingreso y salida a una urbanización de la parroquia La Aurora, en el cantón Daule, la tarde de este miércoles 19 de mayo.

Sujetos interceptaron a la víctima mientras se movilizaba en un taxi ejecutivo. Los delincuentes cerraron el paso al auto, dispararon a una de las llantas y dieron varios tiros al aire para amedrentar a los ocupantes del carro negro. El ataque no registró personas heridas.

El teniente Alejandro Tamayo, de Criminalística de la Policía, mencionó que el hecho ocurrió en una de las calles principales de acceso a varias etapas de una urbanización de La Aurora.

Se identificó a la mujer como Salomé J., una ecuatoriana de 28 años.

Publicidad

Agentes de Criminalística y la Unidad Antisecuestro y Extorsión (Unase) de la Policía llegaron al sitio, donde se levantaron al menos tres indicios balísticos.

Los sujetos solo se llevaron a la mujer, por lo que se presume que es un secuestro direccionado, ya que el conductor no resultó herido y el auto quedó en la escena.

El chofer del taxi fue llevado al Cuartel Modelo para dar su versión de los hechos la noche del miércoles. Minutos después llegó la familia de la víctima para colocar la denuncia, aunque al principio sentían temor.

En la denuncia colocada en la Fiscalía, allegados de la víctima mencionaron sus sospechas de que el esposo de Salomé estuviera involucrado en narcotráfico y de que el secuestro sea por una disputa por drogas, pues se enteraron de que el hombre habría tenido una disputa con un mexicano.

El celular de la víctima se encontró en uno de los asientos del taxi y está en cadena de custodia, de igual manera se verifican los videos de las cámaras de seguridad del sector para identificar los carros que participaron en el secuestro y esclarecer los hechos.

La general Tannya Varela, comandante general de la Policía, mencionó este jueves que Salomé se dedicaba a vender ropa a través de una tienda online y que recibió un pedido. Ella había salido en un taxi en busca de la dirección donde debía entregar las prendas, pero había dado varias vueltas porque las direcciones no coincidían.

En ese momento, al taxi lo cerraron dos carros y se bajaron hombres armados que se llevaron a Salomé en medio de insultos y amenazas.

Varela indicó que los secuestradores no han pedido rescate y que agentes de la Unase realizan la búsqueda de la mujer. (I)