El pasado 19 de julio se reportó la desaparición del ciudadano Luis Robalino. Una semana después, un cuerpo sin vida fue hallado a orillas del río Pastaza, en la parroquia Río Verde, en Baños de Agua Santa, provincia de Tungurahua.

Richard Karolys, jefe de la subzona 18 de la Policía Nacional, indicó que el cuerpo hallado era de Robalino, luego de los análisis realizados por un antropólogo forense.

El policía explicó que se considera la hipótesis de un posible suicidio, pues el análisis al cadáver reflejó que la muerte sería por una caída desde una altura considerable.

Se presume que Robalino se lanzó desde el puente San Martín, en Baños de Agua Santa.

Karolys aseveró que luego de la caída, el cuerpo habría avanzado hacia la represa El Agoyán y luego fue arrastrado hacia Río Verde. Por ello, el cadáver presentaba varios golpes.

El jefe policial manifestó que se realizaron pericias como el seguimiento a Robalino por cámaras de videovigilancia en la fecha en que se reportó su desaparición, así como el rastreo del último teléfono al que se estuvo comunicando. (I)