En el norte del cantón Durán, en la ciudadela Maldonado, se detuvo la tarde del lunes a tres personas que se presume iban a asesinar a un morador.

Los tres sospechosos estaban en un taxi amarillo; eran dos hombres y una mujer. Uno conducía y atrás iban como pasajeros un ciudadano venezolano y Melany, una menor de 17 años. Ellos fingían ser pareja y pasear por la zona.

Cuando llegó la policía, los revisó y les encontró un arma de fuego marca Taurus con 7 proyectiles. En la cartera que llevaba la adolescente se hallaron 20 municiones más.

Los sospechosos llevaban un arma, 27 municiones y una careta. Foto: cortesía

El taxi era de propiedad de quien lo conducía, indicó el mayor Jorge Hadaty, jefe policial de Durán, quien añadió que, según las primeras investigaciones, los sospechosos iban a matar a un ciudadano que vive por el sector.

Publicidad

Los policías presumen que el extranjero iba a ejecutar los disparos e investigan su participación en otras muertes violentas de Durán y Guayaquil.

El blanco de este crimen dijo a la Policía que no tenía problemas con nadie, que no ha sido amenazado, pero admitió que desde hace días veía carros sospechosos en su sector. (I)