Son casi 2.800 páginas que forman parte del expediente del caso de Efraín Ruales y que son expuestas en la audiencia preparatoria de juicio que empezó este jueves en la sala 13 de Complejo Judicial del Albán Borja. Se trata de los elementos de prueba que recabó el fiscal Víctor González durante la etapa de instrucción fiscal. Ahora están siendo presentados por el nuevo fiscal del caso, Marcos Escobar, quien hasta las 13:00 de este jueves iba por la página 1.000. González fue removido del caso luego de recibir amenazas de muerte hace casi dos meses.

En el expediente se demostraría cómo se dio el crimen del presentador de televisión, el 23 de enero pasado, su preparación y la actuación de cada uno de los ocho involucrados. También se menciona a posibles autores intelectuales. Sin embargo, por proteger la investigación estos aún no pueden revelarse, así lo explicó Reinaldo Cevallos, juez de Garantías Penales, al salir a un receso.

Cevallos aclaró que en este caso se procesa a siete de los ocho implicados, pues alias Ñorqui, al ser menor de edad, será juzgado por un tribunal de menores.

De acuerdo con las indagaciones de Fiscalía, los implicados cumplieron distintos roles como el robo del vehículo Vitara azul, que se usó en el atentado, la quema de carro tras el crimen y la desaparición del arma empleada en el asesinato, que luego agentes policiales la encontraron en un ramal del estero Salado, en el sur de la ciudad.

Publicidad

Caso Efraín Ruales investigación Foto: El Universo

Según la tesis de la Fiscalía, alias Choclo dio la orden desde la Penitenciaría, al ser contactado por el autor intelectual; Jorman V., alias Veloz, fue contactado por Choclo para que contratara a los sicarios y ejecutaran el crimen; Álvaro C., alias Alvarito, realizó el disparó que acabó con la vida del presentador el 27 de enero pasado; Paúl C., alias Casquete, manejaba el carro y habría seguido varios días al también actor; alias Redrován habría robado el carro usado para el sicariato; alias Jamilet, pareja de Casquete, habría participado en la quema del carro; y alias Aarom, quien está prófugo, habría botado el arma al estero Salado.

Si el juez Cevallos acoge los elementos y enlaza los hechos al delito de asesinato, establecido en el artículo 140 del Código Orgánico Integral Penal, a los procesados se les dictará auto de llamamiento a juicio.

Luego de esto se establecerá un tribunal para juzgar a los siete procesados. De ser hallados culpables, pueden enfrentar una pena de 22 a 26 años y si se aplican los agravantes, esta puede subir a 34 años 6 meses.

Investigados en caso Efraín Ruales fueron llevados al Cuartel Modelo, este jueves 22. Foto: El Universo

El juez Cevallos aclaró que para procesar a los posibles autores intelectuales la Fiscalía debe abrir una investigación previa y que esta puede durar el tiempo que sea necesario hasta encontrar las pruebas para llevarlos a juicio. Además, agregó que el crimen prescribiría en 25 años.

El abogado Pedro Buitrón, quien defiende a Jamilet, la única mujer implicada en el crimen, sostuvo que el caso debe anularse, pues se habrían basado en el testimonio entregado por alias Norqui cuando fue detenido y se había identificado con el nombre de su hermano mayor.

“Es un menor que rindió su versión como mayor de edad y eso es nulo porque al menor debió realizársele una entrevista, de acuerdo con la protección de ley que hay para menores, sin embargo, esa versión se está usando para llamar a juicio a los procesados”, explicó Buitrón.

Publicidad

El juez Cevallos aclaró que el testimonio del menor de edad es válido y que la audiencia preparatoria de juicio podría durar al menos hasta la tarde del viernes, pues son casi 2.800 páginas que deben ser evacuadas. La audiencia se suspendió a las 17:00 de este jueves y se reinstalaría a las 09:00 del viernes 27 de agosto.

Ñorqui está en casa de su abuela y es cuidado por la Policía

Ñorqui, de 17 años, hasta el 2 de junio permaneció en la Cárcel 4 de Quito; ahora está con medidas socioeducativas en la casa de su abuela, en el Guasmo sur. Un juez de menores ordenó su salida de la cárcel y ahora la Policía lo cuida las 24 horas del día.

Dos sospechosos del crimen del presentador de Ecuavisa fueron capturados esta semana.

No solo existe el peligro de que el menor de edad, a quien se lo relaciona con tres muertes, se escape, sino que los otros integrantes de la banda lo quieran matar para que no hable.

El juez de menores no solo tomó la decisión de sacar de la cárcel a Ñorqui, sino que lo llevaría a juicio por la muerte de Ruales, pero al ser menor de edad sería juzgado como tal y podría pasar solo ocho años en prisión.

Ñorqui permanece con un policía en su casa todo el tiempo. (I)